miércoles, 23 de octubre de 2019

SALIR EN LA FOTO




En este caso en un libro: Enfermeras MUJERES con mayúsculas de Diego Molina Muñoz, enfermero y profesor de la Universidad de Huelva.

En el prólogo del autor, destaco el párrafo final:

“Son todas y cada una de ellas intelectuales comprometidas, polifacéticas, que se destacan en varias más facetas del Saber y de la creación; consagrando el desiderátum* de la excelsitud que existe, ya precedida por sus predecesoras, en la igualdad de lo diferente.”

* desiderátum: Deseo o aspiración que aún no se ha cumplido

Cuando hace unos meses Diego contactó conmigo sinceramente pensé que se había equivocado y le contesté:

Agradezco tu invitación para participar en tu nueva publicación.

Creo que hay muchas más enfermeras notables antes que yo, que lo único que me he dedicado toda la vida, casi 39 años ya, a la atención a la diversidad en un colegio de Educación Especial, único y singular en España y cuna de la Enfermería Escolar Madrileña y Española y a formar parte de la creación de AMECE y desde el 2017, de ámbito también Nacional e Internacional.

Y rápidamente tuve la respuesta:

Sin duda alguna eres una gran mujer enfermera destacada y referente, te ruego que participes en mi nueva publicación, te ruego que cuando te sea posible me envíes una reseña en tercera persona o una biografía laboral, sin límite de extensión, en el que resaltes todo aquello que entiendas que debe figurar en nuestro proyecto de publicación sobre mujeres enfermeras que habéis aportado a lo largo de vuestro currículo profesional a nuestra disciplina enfermera. Si te surge alguna duda, estamos en contacto a través de éste mismo correo.
Muchas gracias de antemano por tu ayuda.

Por tanto, me dispuse a escribir y tratar de resumir una vida de profesión y trabajo y ahora que tengo en mis manos el libro me enorgullece aparecer juntos a muchas “grandes” de la Enfermería Española.

Si hubiera tenido más tiempo y menos ocupaciones es probable que lo hubiera hecho de otra manera, no tenía límite de extensión con lo que me gusta a mi comunicar y lo casi inaudito que te digan habla lo que quieras y cuanto quieras.

Conozco personalmente a muchas de las compañeras enfermeras que salen en la publicación, de algunas he aprendido mucho y me han servido como ejemplo del buen hacer enfermero, las admiro y me han ayudado a no tirar literalmente la toalla y seguir construyendo el vocacional y profesional mundo de la Enfermería, cada una de nosotras  desde nuestro destino y competencias específicas, sumamos para hacer un gran todo.

Y como mujer de cierta edad  y experiencia acumulada, que siempre hemos tenido que demostrar el doble o más nuestro valer y saber estar, es también una gran satisfacción.

Iré leyendo el libro, aprendiendo lo que otras enfermeras mujeres con mayúsculas han aportado a la Historia de la Enfermería.

Hace mucho tiempo les decía a muchas enfermeras escolares: estamos escribiendo la Historia de la Enfermería escolar y con los renglones nada torcidos.

Queda también para la posteridad y para futuras publicaciones la cronología de los hechos y así no me dolerán los ojos y el alma al leer determinados documentos que se alejan de la realidad, pero eso es cosa de otros escritos, en este reiterar mi agradecimiento a Diego Molina Muñoz y permitirme disfrutar de la recogida de lo sembrado junto con otras muchas enfermeras mujeres  que me han acompañado a lo largo de mi vida profesional.

Termino, señalando que aunque nos queda mucho por seguir avanzando y visibilizando, si hubiera más Profesionales de la Enfermería en altos cargos administrativos de las distintas administraciones públicas, otro gallo nos cantaría o cantaría mucho mejor.




sábado, 12 de octubre de 2019

HUMANIZACIÓN EMPIEZA POR H







H de hablar, habilidades, humor, hadas, hallar, harta, hacer, halago, habitar y tantas más.

Este relato está basado en un hecho real, drama actual,  año 2019 y que por ello hay que denunciar públicamente.

Hace unos días comenté sin dar datos de los que hoy sí estoy autorizada por su madre, el reto que suponía la escolarización de una alumna nueva de 3 años., escribí esto:

“Y la pasada semana, se escolarizó en nuestro colegio, singular y lleno de retos continuos cargados de dudas y certezas, una niña “crónica compleja”, pero mucho,  grado superlativo de atención sanitaria.”

Las dudas iniciales han dado paso a las ya certeras evidencias y cuidados enfermeros fundamentalmente y dar paso de nuevo en este colegio, como ya sucede en otros muchos, a la figura de la que coloquialmente llamamos “Enfermera Mochila”, que se traduce como que una enfermera está continuamente con esa  alumna por su compleja y necesaria atención sanitaria.

Estamos satisfechas del proceso aún en marcha de su socialización, aprendizajes y cuidados multidisciplinares, principalmente  y  reitero, enfermeros.

Se llama Yasmina y tuvo la mala fortuna de que en el bombo de la lotería llamada vida, le tocó una de las peores papeletas, una discapacidad grave o severa que se dice en el ámbito educativo y en el sanitario: alta complejidad crónica.

Nuestra pequeña, da igual el diagnóstico médico en este escrito, necesita un respirador las 24 horas, sencillamente porque no funcionan el diafragma y otros elementos necesarios para coger y echar aire y  si dicho aparato, se para, se desconecta… entramos en urgencia vital extrema.

El aire,  el oxígeno del aire, le entra por una traqueotomía, a la que conectamos el respirador y como buena niña traviesa que es y vamos ya conociendo, se quita la conexión  a veces con la barbilla  y entramos en la urgencia hasta que vemos lo que es y resolvemos.

Necesita que le aspiremos las secreciones bronquiales porque tampoco puede respirar si no lo hacemos y es la primera vez en tantos años que he aprendido a aspirar y otra compañera mientras limpio la sonda de aspiración para seguir, utiliza el ambú*: 3 insuflaciones ambú/aspiración, con bajada importante de la saturación de oxígeno que remonta cuando terminamos de aspirar.

*Ambú: resucitador-manual o bolsa-autoinflable, es un dispositivo manual para proporcionar ventilación con presión positiva para aquellos pacientes que no respiran o que no lo hacen adecuadamente.


Yasmina tiene también un monitor de constantes acoplado en el manillar de la silla y come y bebe a través de una gastrostomía por medio de una bomba de alimentación y con jeringa cuando son cantidades pequeñas, siempre a través de su gastro. Es portadora de corsé de contención y férulas de manos.

Por tanto y es fácilmente deducible como se puede observar en la foto del inicio;  la silla de ruedas infantil adaptada además de la niña “carga con”: respirador y tubos, ambú, aspirador de secreciones, monitor de constantes, mochila con enseres de aseo, agenda escolar, ropa de cambio, mochila portátil de oxígeno, lo necesita con frecuencia a los largo del día.

Y su madre, que ha de venir a traer y recoger a su hija diariamente al colegio en un autobús público tras la negativa de la Dirección del Área Territorial Madrid Centro de que los alumnos con oxígeno no pueden ir en las rutas escolares acompañados de un familiar o persona en quien delegue (aplicable hace unos 3 años esta medida restrictiva), lleva encima: el segundo respirador por si falla el primero y su bolso de mano personal.
Y ahora llega ya la denuncia, creo que eran necesarios estos largos previos para poder entender mejor lo que a continuación pasó:

9 de Octubre de 2019

Norma, la madre de la alumna, esa mañana como todas las familias que llevan a sus hijos a la escuela en una gran ciudad, va deprisa para no perder el autobús  y aprovecha que está abierta la puerta de atrás y sube por la rampa a su hija.

El procedimiento es que la madre hubiera pulsado antes un botón que avisa al conductor.

Dicho señor que no dudo de que sea humano, pero que deja mucho que desear en empatía y solidaridad, monta un “escándalo”, hace bajar a madre e hija y les obliga a subir por la puerta delantera con la consiguiente dificultad para introducir la silla de ruedas infantil adaptada,  sin parar de gritar e increpar a la madre y sin tener en cuenta que había una niña de 3 años que vivía una escena lamentable, alguien que gritaba a su madre y que el resto de los pasajeros le rogaban que se callase ya, caso omiso que hizo el profesional del autobús.

¿Y por qué nos enteramos de este suceso?

Ya he comentado en otros momentos, que algunos alumnos han de pasar diariamente por Enfermería con el acompañante, en este caso la madre que además de contarnos como ha pasado la tarde y noche su hija, establecemos una complicidad muy necesaria y por la cara que trae la mamá deducimos como ha transcurrido la noche.

Ese 9 de Octubre, Norma traía mala cara y el arte de la observación enfermera nos llevó a preguntar: ¿qué te pasa hoy?, no preguntamos ¿qué le pasa a la niña?.

Nos contó, ya ni sé cómo calificar este episodio y antes de irse pusimos la reclamación en la página de la Consejería de Transportes Madrileña, en la EMT. 

A fecha de hoy, ha recibido la madre el nº de expediente dado que el escrito ha sido admitido y que recibirá respuesta lo antes posible. 


 Y esta gran campeona es feliz en un mundo o mejor dicho unos habitantes que deben mejorar y mucho.

En el colegio todos los profesionales nos esforzamos por que ella y todos los alumnos estén en buenas condiciones para acudir al aula, aprender y sobre todo y no menos importante, les queremos y se lo demostramos, ellos nos responden y nos roban el corazón con la mejor de sus sonrisas.




La sociedad y su ritmo vertiginoso no pueden ignorar y dejar de defender a las personas más vulnerables que nos necesitan porque dependen de los demás para vivir y es nuestra obligación moral y ética desde nuestros respectivas competencias profesionales favorecer la VIDA en el más amplio sentido de la palabra.

Probablemente, una asignatura pendiente y que se debe impartir desde los 0 años y durante toda la vida es la HUMANIZACIÓN, suele venir de serie pero algunos la pierden por el camino y hay que actualizarse si no queremos que si alguna vez nos toca la mala rifa que puede ocurrir a cualquier edad, nos traten tan mal o bien como tratamos a los demás.

Festivo hoy sábado, vamos con la canción que acude mientras escribo a mi mente y tarareo:

"Tú que eres tan guapa y tan lista
Tú que necesitas un príncipe un dentista
Tú…estás a mi lado
Y el mundo me parece más amable más humano"

https://youtu.be/9jHBYiiixi0 - La lista de la compra


sábado, 28 de septiembre de 2019

ALUMNOS DE ENFERMERÍA EN PRÁCTICAS POR LOS COLEGIOS






No me consta que haya muchos colegios donde los alumnos de Grado de Enfermería y los Alumnos Residentes en Enfermería (EIR) en Pediatría o Familiar y Comunitaria realicen periodos formativos en los colegios.

Hace años y fruto de la función docente de nuestra profesión y  dar a conocer un perfil profesional como el de la Enfermería Escolar, recuerdo la firma del primer EIR de Pediatría que rotó por el CPEE María Soriano, procedente del Hospital de Fuenlabrada y a partir de ese momento es un no parar y muchos son los que han rotado, aprendido y por supuesto dejándonos sus aportaciones siempre valiosas.
Y en algunos otros colegios de Madrid sucede lo mismo, se suman cada día más a esta rica experiencia por ambas partes.

Y la pasada semana, se escolarizó en nuestro colegio, singular y lleno de retos continuos cargados de dudas y certezas, una niña “crónica compleja”, pero mucho,  grado superlativo de atención sanitaria.

En un rato tengo que hacer un informe para “justificar” el aumento solicitado de plantilla, pero si los responsables de ello no conocen in situ a los alumnos del colegio y más no siendo sanitarios, es probable que por muy bien que lo haga, no logre que interioricen la realidad que van a intentar plasmar unas CIFRAS,  que no unas necesidades.

Y cuando terminamos la jornada y se fue a casa con su madre la anterior alumna citada, que reconozco que me ganó el corazón con una sonrisa suya, le dije a la Alumna de Grado de Enfermería de la Universidad Europea de Madrid que apenas llevaba una semana de rotatorio:

Describe por escrito la experiencia que hemos vivido hoy

Y poco más tengo que escribir hoy, reconozco que me impresionó y emocionó que una mujer joven, en breve una enfermera que no dudo será  una gran profesional, reproduciendo sus palabras le agradezco a Ane su paso por el colegio, personas que por donde van seguro que dejan huella. Igual que su tutora Natalia.

No somos conscientes de lo afortunados que somos en la vida hasta que nos pasan ciertas cosas. No apreciamos lo que tenemos o si lo apreciamos, no lo suficiente.
Tenemos mucha suerte de estar vivos y sanos y poder construir nuestra vida. La mayoría de las personas siempre suelen ver el lado negativo de todo, en vez del lado positivo.

Con todo lo que estoy viendo y aprendiendo me doy cuenta de que estos niños aprecian hasta el detalle más mínimo y la mayoría de las personas se piensan que ni sienten ni padecen. Estos niños sienten y padecen como cualquier persona o incluso más, se dan cuenta de todo y tan solo con decirles buenos días ya te sacan una sonrisa de lado a lado de la cara, mientras muchas otras personas les das los buenos días y no te miran a la cara.
Yo he tenido y tengo la oportunidad de sentir esa satisfacción cuando te sonríen con un pequeño gesto de cariño. Estos niños necesitan ser visibles y que el mundo vea lo geniales que son, lo importantes que son, ya que aprenderíamos más nosotros de ellos que ellos de nosotros. 
Muchos profesionales se piensan que son ellos los que saben más que las propias familias, pero en realidad las familias saben más que el propio profesional. Los padres saben cómo es su hijo, como tratarlo, que le ocurre en cada segundo de su vida, sus necesidades y sus preocupaciones y deberíamos de dejar también que ellos nos enseñasen más, y por tanto, escucharlos más.



miércoles, 25 de septiembre de 2019

HUMANIZACIÓN A PIE DE OBRA




O a pie de cama, de aula, de colegio, de muchos ámbitos, diaria, anónima, esa que nunca saldrá en los medios y si lo hace será de manera sensacionalista  y en ocasiones acompañada de fraudes repugnantes.

Esta es una de las pocas noches que me ha tocado dormir poco y bien y sé que me enfrento a un día intenso, pocos han dejado de serlo en el CPEE María Soriano.

Podría dar cifras para demostrar la carga de trabajo físico, las sé de memoria casi y las emocionales que son menos medibles, no por ello menos importantes.

No lo voy a hacer, no es pertinente o al menos eso me parece, las cifras para otro momento y lugar más conveniente.

¿Y no te has acostumbrado?

No, ni puedo, ni quiero.

El día que me habitúe y no sienta las emociones que hoy no me han permitido descansar adecuadamente, sería motivo de una retirada forzosa y hoy por hoy hay que seguir sumando días y vida y aprovechar ciertas habilidades personales y profesionales, lo que vengo a denominar el arte y la ciencia enfermeros.

Y mucho, muchísimo humor y más paciencia por aquellos que nos hacen tener un dedo en resorte, es muy molesto y me han dicho que puede ser quirúrgico, no me gustan los hospitales, me gusta el ámbito educativo y la enfermería escolar, creo que es evidente y cuasi obsesivo y monotemático, a pesar de hablar de todo y con casi todos, lo mío es , y quién me lo iba a decir, derrochar energía en muchos sitios y momentos, aunque es probable que hoy las tenga de capa caída.






Creo que es fácil deducir, para los compañeros más, lo que digo sin detallar, lo que siento y que no debo narrar, la humanización y lo sabes, la haces tú.

sábado, 7 de septiembre de 2019

VOLVERÁN LAS OSCURAS GOLONDRINAS





Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y otra vez con el ala a sus cristales
jugando llamarán.
Pero aquellas que el  vuelo refrenaban
tu hermosura y mi dicha a contemplar,
aquellas que aprendieron nuestros nombres…
¡esas… no volverán!
Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias a escalar,
y otra vez a la tarde aún más hermosas
sus flores se abrirán.
Pero aquellas, cuajadas de rocío
cuyas gotas mirábamos temblar
y caer como lágrimas del día…
¡esas… no volverán!
Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar;
tu corazón de su profundo sueño
tal vez despertará.
Pero mudo y absorto y de rodillas
como se adora a Dios ante su altar,
como yo te he querido…; desengáñate,
¡así… no te querrán!
Gustavo Adolfo Bécquer. Poeta Español. 1836 (Sevilla) – 1870 (Madrid)

Y el lunes llegarán los alumnos al CPEE María Soriano y a otros muchos coles, volverán a abrir las aulas y los todos los servicios y comprobaremos el paso del verano  por ellos y sus familias.
Esta semana pasada hemos estado preparando las instalaciones y los muchos papeles y registros necesarios, recibiendo a muchos profesionales nuevos, algunos que repiten aventura, porque vivir no deja de ser una andanza y odisea continua y en nuestro cole se respira mucha vitalidad por cada rincón.
También hemos valorado a nuevos alumnos que se incorporarán progresivamente, crecemos en número de los mismos no así en la dotación de profesionales, esperemos que pronto aumente la plantilla para favorecer la atención óptima y multidisciplinar.
Tenemos nueva Directora y Jefe de Estudios docente, y echamos a rodar y rodar las capacitaciones, ilusiones y sueños en esta Institución centenaria, pequeña - gran familia que convivimos y compartimos experiencias muchas horas al día.
Y debatiremos y llegaremos a acuerdos, todos con el mismo objetivo: los alumnos que son especiales y mucho, todos estamos allí por ellos y por conseguir lo mejor entre todos.
Si algún día logramos tener un programa informático de registro (lo habitual , nada extraordinario)  sería ya “la bomba” y podríamos hasta publicar evidencias científicas que solo suceden en este singular Centro de Educación Especial aunque algunos ni lo perciban, está claro.
Mientras llegan algunas mejoras sustanciales y esperables, no hay que conformarse con lo que tenemos, seguimos escribiendo a mano y utilizando mucho papel y con nuestras manos y corazones tratamos y acariciamos a todos nuestros pequeños y jóvenes que el lunes llegarán en su mayoría contentos y los más chiquitines no tanto, semana de adaptación y separación de familias, de nuevas rutinas.
Bienvenidos alumnos y familias, vamos a por otro curso escolar más, seguramente lleno de  acontecimientos y de los buenos, claro que sí.







miércoles, 28 de agosto de 2019

VOLVER AL COLEGIO






El próximo lunes los profesionales de la Educación volvemos a los colegios, los alumnos en su gran mayoría el día 9 de Septiembre, también inicio de semana.

Comienzo mi 39 curso escolar en el mismo Centro Educativo y al pensarlo/ escribirlo me da un cierto vértigo, creo que será el último al menos al 100% y comenzaré la prejubilación, por mí me jubilaría ya mismo pero las distintas modalidades de contrataciones en las administraciones, mantienen ciertos desajustes en derechos y deberes de los trabajadores en función del contrato y no me vengan con las oposiciones, porque todos opositan, digo yo que sería lógico igual trabajo, iguales condiciones laborales…ya empiezo a dispersarme, voy a lo que iba.


¿Qué espero en el Curso 2019-20?

Fundamentalmente salud, incluida la mental, con tranquilidad, sin ello no puedo seguir la vida activa que he llevado hasta ahora.

Durante este verano, en la Comunidad de Madrid, se han producido cambios sustanciales en el organigrama de la Consejería de Educación, los cuales nos mantienen a la expectativa de conocer las líneas de actuaciones generales y específicas y en el caso que nos ocupa, de la Educación Especial.



Para los próximos meses las Enfermeras Escolares vuelven a ser contratadas por esta Consejería, la Normativa del año 2014 de momento se ha anulado por sentencia del Tribunal Supremo.

Han sido 2 meses entretenidos por denominarlo de alguna manera desde la simpatía y cordialidad, donde pasábamos de mano en mano y ninguno se la quedaba, de momento Educación retoma los contratos de los Profesionales Enfermeros en el Ámbito Educativo.

Y echando la vista atrás a mis comienzos en este mundo, apasionante y muy duro, no se nos olvide, recuerdo soledad a la par que muchas ganas de dar visibilidad a un perfil que nadie conocía incluso en el mundo sanitario.

Entonces a la respuesta de dónde trabajas: Enfermera en un colegio, la réplica: “Ah das clases”, NO, aunque las enfermeras también tenemos una función docente, aplicamos las 4 competencias fundamentales y por la que nos contratan y es más visible es la Asistencial, que no impide con mucho arte y ciencia realizar la Gestora, Investigadora y Docente.

Actualmente, ya no me preguntan tanto que qué es la Enfermería escolar, ha calado en la sociedad aunque haya lógicos detractores porque tiene que haber de todo.

Cuando me escriben: “es que a mí nadie me dice que tengo que hacer en un colegio (cierto es), a las que empezamos en los años 80, tampoco nos lo dijeron, pero sabíamos lo que queríamos y la capacitación que teníamos y aunque lo lógico es que te den los protocolos de actuación  pues no, los hicimos y empezamos a caminar y seguimos en ello y nadie dice que fue fácil, el trabajo bien hecho y la constancia tienen su reconocimiento, probablemente no recompensa.

Zamora no se ganó en una hora, respondo a muchos compañeros que empiezan en este ámbito y les parece que hay tanto por hacer, y a mí también, coincido, pero ellos se encuentran muchas cosas hechas, incluida producción científica sobre cómo actuar ante determinadas situaciones en los colegios, todos los partidos políticos han llevado en sus programas electorales la Enfermería Escolar en todos los colegios a nivel Nacional también, otra cosa es cómo y quién le pone el cascabel al gato.

Por tanto, queda mucho por hacer y desde los colegios toda la Enfermería demuestra día a día y cada año, que es una necesidad, no es un lujo privativo de colegios privados y que en otros países está ya instaurada hace muchas décadas, nos queda menos fijo. 

No estamos para atender a “alumnos malitos o con patología varias en aumento”, estamos dentro de la Comunidad Educativa de los Centros Escolares, para desde que el niño comienza su escolaridad, promover y potenciar hábitos de vida saludables, ahorra costes en el sistema sanitario e intentar que los hoy infantes lleguen a la edad adulta más comprometidos en el cuidado de su cuerpo, de su propia salud y la medio ambiental y más solidarios y de paso acompañamos y atendemos las incidencias de salud de todos los que estamos en el recinto escolar.

Bien, desearos a todos los compañeros docentes y no docentes, un buen curso, una buena vida y clima laboral favorecedor de alegría y risas y cada cual desde su cometido profesional y todos juntos, logremos que todos los alumnos prosperen durante el curso escolar.

Preparando la mochila…la del cole





miércoles, 21 de agosto de 2019

PUNTO DE INFLEXIÓN




A lo largo de la vida se van marcando en la misma  distintos puntos: el seguido, punto y aparte, dos puntos y a ciertas edades o como consecuencia de hechos contundentes de diversa etiología, se puede tener o vislumbrar un punto de inflexión que no siempre es fácil resolver y por supuesto el punto final, que después a saber qué es lo que hay, este de momento le dejamos.

Vamos caminando,  generalmente poniendo “comas”, el punto seguido cuando dentro de un proceso, cerramos etapas pero seguimos en ello porque no hay más remedio o porque nos favorece y continuamos.

Cuando ya nos permiten o nos permitimos y es excesivo el coste emocional, podemos poner generalmente un punto y aparte y cerrar ese proceso definitivamente, vaya que ya no formamos parte del mismo árbol de la vida, caminos diferentes.

Y entre exclamaciones: !el punto de inflexión! , que bien aleatoriamente o buscado puede aparecer y hay que tomar decisiones,  lo que viene a ser coloquialmente abrir una puerta y cerrar otras y dejar alguna entreabierta.

Y entre puertas hállome  vacilando, será esta u aquella, ¿aparecerán más puertas y estarás detrás de ella?