lunes, 8 de enero de 2018

TEMPORAL DE TRISTEZA Y MÁS ESTRELLAS



Nos reincorporamos apenas hace unos horas al cole tras el descanso navideño, nos alegrábamos de reencontrar a los compañeros y bien.

Alguna cara de sueño, hemos ido quitando los adornos típicos y en escasos minutos nos han llegado dos lamentables noticias, dos de nuestros alumnos (3 y 13 años), no se reincorporarán al colegio y ya están en ese espacio reservado para los niños en el cielo, brillando dos estrellas más.

Desde estas líneas, como siempre, un fuerte abrazo a sus familias, continuamos trabajando con la sonrisa puesta, aunque algunas lágrimas se vieron por los pasillos. 

Siempre recuerdo en estos momentos a los PAYASOS, que salen a escena con la sonrisa dibujada y la nariz roja a hacer felices a los espectadores aunque les haya ocurrido alguna adversidad en su vida personal.



lunes, 1 de enero de 2018

EMPEZAMOS BIEN…






Con el fondo de la Filarmónica de Viena, en un día de relax permitido, me he enterado hija, que hemos empezado el Año Nuevo con el pie equivocado, a ver si nos ponemos al día de los protocolos de actuación (salida/entrada del Año), resulta que hay que poner el pie izquierdo delante y no el derecho, parece ser que el izquierdo es el que avanza.

Lo ha escrito  una gran amiga de la infancia que a primera hora en el grupo V74, al que pertenecemos varios personajes que compartimos hace años inquietudes de vida, nos animamos, nos reímos y también lloramos juntos cuando toca.
Pues dice Almudena eso, lo del izquierdo y ¡caray!, he pensado: ¡pues sí que empezamos bien!.

Pero había que arreglar este suceso y propuse que si el derecho no avanza, el izquierdo tampoco y al final esta amiga ingeniosa lo ha dejado en tablas: que saltemos con los dos a la vez.

Y me he sentido mucho mejor, cucha hija, ¡qué peso se me ha quitado de encima!

Gracias cariño por hacer que anoche, aunque nos ganases en el juego, por cierto que siempre eres tú la banca, estuviéramos tranquilos y contentos, yo cerré los ojos y como también decías que había que pedir un deseo por cada uva, solo me salía Salud y Amor y por supuesto Paz.

Y como te comentaba un rato antes de acabar el año, en uno de los muchos mensajes recibidos estos días y que agradezco de corazón, vamos a pasar al 2018 con todo lo positivo que ha tenido, vamos a atraer con nuestra actitud y toda esa energía que tenemos, lo mejor para nuestra familia y todos los que queremos.

El 17 nos ha disgustado bastante en temas de salud, estamos todavía recolocando el impacto y la aceptación de lo que no esperábamos o sí, en  el 18 seguiremos avanzando, aprendiendo y sobre todo amando.

Y con los ojos bien abiertos y el corazón tan grande que tienes, vamos con los dos pies caminando, ya sabes el camino se hace al andar…. (A. Machado)

Golpe a golpe, verso a verso
Cuando el jilguero no puede cantar
Cuando el poeta es un peregrino
Cuando de nada nos sirve rezar
Caminante no hay camino, se hace camino al andar



(

viernes, 15 de diciembre de 2017

SOBRE EL PLAGIO










Plagiar (RAE)

1. tr. Copiar en lo sustancial obras ajenasdándolas como propias.
2. tr. Entre los antiguos romanoscomprar a un hombre libre sabiendo que lo era y retenerlo en servidumbre.
3. tr. Entre los antiguos romanosutilizar un siervo ajeno como si fuera propio.

A mí, ser insignificante en la “Gran Enfermería”, me han plagiado 2 veces y media, eso que yo me haya dado cuenta, tampoco voy buscando a los copiones, me los encuentro accidentalmente.

La primera vez, hasta se llevó un premio en un Congreso y aunque me puse en contacto con ella y las excusas fueron peregrinas, no dejaba de ser una compañera que necesitaba su momento de gloria y no interpuse ninguna reclamación.

La segunda vez, un prestigioso buscador de información médica en español, publicó un artículo exclusivamente hecho por mi y editado en una revista de Enfermería de impacto Nacional, a nombre de otra enfermera de una  Universidad Madrileña.
Contacté con el buscador, me pidieron disculpas y retiraron “mi artículo”, pidieron disculpas y fueron aceptadas.

La que tuvo el morro o desvergüenza de plagiar, no la conozco, ella probablemente a mí sí, tampoco la denuncié, imagino algo le dirían los editores.

Y la tercera (o media vez) que acabo de detectar hace unos días, es en el anuncio de un Máster on-line de Enfermería Escolar, un párrafo literal que han podido tomar prestado pero no referenciar, de las muchas entrevistas que me han hecho y de también clases que doy en muchos sitios.

“La enfermera escolar en los centros educativos, cuando está integrada en la comunidad educativa, es sin duda un valor añadido en la propuesta para alcanzar los objetivos de formación integral de sus alumnos. La función de la enfermera escolar se desarrolla en el centro educativo, y junto con el resto del equipo de docente, está orientada a normalizar la vida diaria del niño con necesidades educativas especiales y enfermedades crónicas, fomentando hábitos de vida saludables en toda la población escolar y comunidad educativa.

No han movido ni una coma ni han dicho: voy a mirar el diccionario de sinónimos y cambio alguna palabra.

Tampoco voy a hacer nada.

Es curioso, hoy tengo el día relajado, zen y control mental adecuado, el virus ya me ha abandonado ayer creo, que se oferten tantos cursos de Enfermería Escolar  y sobre todo a distancia, hay unos cuantos, el único presencial es impartido por una Universidad de prestigio Internacional, Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y la Asociación Madrileña de Enfermería Escolar+ Nacional + Internacional (AMECE+N+I) y con prácticas durante 1 mes en colegios con enfermeras.

Aquí no hay profes grabados en vídeo, hay docentes enfermeros, especialistas en pediatría, salud mental y muchas enfermeras que trabajan en colegios toda la jornada escolar, no que se dan una vuelta por ellos alguna vez a contar algo, muy interesante y que suma, pero eso no es enfermería escolar, es otra cosa.

¿Y por qué hay tantas enfermeras interesadas en la Enfermería Escolar?

Aquí dejo esta pregunta, yo sé en gran parte la respuesta, es muy personal y basada en hechos que no pongo para que no los plagien.

Y también tengo muy claro los intereses de los que organizan cursos desde la teoría y sin haber pisado un colegio desde que acabó su periodo de escolarización obligatoria.

Ya sé que no pasa solo en esta disciplina, que es muy frecuente el organizar “chiringuitos”, al menos mi karma está muy bien, codirigiendo un buen Experto en Enfermería Escolar y cada vez que acudo a dar clase, porque los futuros compañeros expertos estarán bien formados y podrán hacer frente en un colegio a muchas situaciones con las herramientas que adquieren también a través de la producción científica de AMECE+N+I.

Lentos pero seguros, sin prisa pero sin pausa y sobre todo con sinceridad y lealtad, valores actuales que algunos mantenemos.

Yo también “copio”, pero referencio en la bibliografía, está casi todo inventado y estudiado, en Enfermería Escolar lo hacemos día a día, sin apoyos externos y a través de grupos de trabajo altruistas se plasma el arte y la ciencia, desde la experiencia única de trabajar en un colegio.









viernes, 8 de diciembre de 2017



Fue su último cumpleaños, 89, hoy haría 93.

Este día 8 de Diciembre, en casa de mis padres, se declaraba inaugurada la Navidad.

Cuando ya se va el último de los progenitores, al menos en mi caso, una sensación de orfandad se instala y ese “tenía que haber hecho o dicho…” me produce una nostalgia infinita hacía la madre más bonita del mundo.

A ella nunca le gustaba salir en las fotos, hasta que empezó a gustarle y nos pedía que se las hiciéramos a todas horas y además posaba sonriente, legado que nos dejó también.

Concha, mi madre,  era una mujer con cierta cultura para la época que le tocó vivir, eso sí, también silenciada y con la pata quebrada, lista para criar hijos (5) y atender en todo al marido. Yo logré perdonar a mi padre, cuando contextualicé algunos aspectos, sé que no era fácil para ninguno, ambos nos querían a los hijos y nos dieron lo que pudieron, los mayores se llevaron doble ración de intransigencia,  los pequeños aprendimos de ellos a buscar las vueltas y tanto mi padre como mi madre, a su manera y con una gran dependencia estuvieron en su casa hasta el final, atendidos por una cuidadora  externa y por sus hijos.

Enviudó 5 años antes de fallecer y de alguna manera se sintió muy libre. Hasta los 86 años, su cabeza funcionaba a la perfección, los 3 últimos, a ratos, en función de la morfina que tenía pautada para sus muchos dolores.

Cada vez que salía Guardiola  (entrenador del Barça) en la tele, nos decía lo guapo que era y veía todos los partidos, me tenía al día de los resultados e incluso jugadas debatibles y yo la dejaba hablar, generalmente por teléfono, porque el fútbol no me llama la atención pero sí tenía que saber los resultados para comentarlos con los chavales del cole.  Creo que si viviera, ya no le gustaría tanto este míster.

No estoy triste, aunque pudiera parecerlo, añoro en algunas ocasiones hechos vividos y evidentemente los menos años que yo también tenía.



En febrero de 2014 escribí esto :









domingo, 26 de noviembre de 2017

AMECE+N+I --- Avanzando

La Asociación Madrileña de Enfermería en Centros Educativos (AMECE) y desde el 12 de Septiembre de 2017, + Nacional + Internacional (+N+I), acude a cuantas instancias le permiten a poner en valor y reclamar un profesional de enfermería en todos los colegios.

En esta ocasión y durante varios días, de la mano de la Asociación Española de Personas con Epilepsia (ANPE), nos reunimos con 4 partidos políticos en el Congreso de los Diputados y en la carta, que agradecemos, queda constancia de que seguimos avanzando.

El próximo día 12 de Diciembre, también con ANPE, iremos a la Asamblea de Madrid con los mismos objetivos y planteamientos.

Hoy, al leer esta noticia, me he enfadado y entristecido, algún día seguro, esto ya no será noticia, porque habrá Enfermeras Escolares Expertas en todos los colegios.


Pendiente de una aguja


https://elpais.com/ccaa/2017/11/25/madrid/1511630990_182997.html




1 EURO



Tengo un nieto que acaba de cumplir 13 años, creo que es ya adolescente total, ya pasó la preadolescencia, que también tiene lo suyo.


Es un niño grande o un hombre pequeño, depende del día o el momento, tan pronto se acurruca en tus brazos como no quiere dar ni un beso, de ser encantador al rato tuerce el morro y no se aguanta ni él mismo. ¿Nos suena a todos, verdad?

Ayer nos fuimos de compras él y yo, detesto ir  a grandes superficies, me suelo apañar con tiendas pequeñas del pueblo donde vivo y un par de veces al año, en las rebajas y algunas cosas ya por internet con ayuda de alguna amiga o mi hija.

Íbamos a por una sudadera, el chiquillo tiene la mala costumbre de crecer y romper, sobre todo, los pantalones con el patinete, así que me dijo: a ver si te levantas temprano, trabajas en tus cosas y podemos ir a por ropa.

Pensé: ¡con todo lo que tengo que hacer y lo estructurado que tenía “con mis cosas” el fin de semana!, a las 11 ya estábamos paseando y viendo ofertas, porque sinceramente, tiene mucho arte para pedir cuando le interesa y me tiene cautivada (llevo un amplio babero desde que nació).

Compramos lo que pensábamos, incluido un libro que tengo muchas ganas de leer y terminamos en una tienda para coger unos encargos de mi hija en una perfumería.
Eran cerca de las 13h., aquello estaba empezando a llenarse de gente y las ganas de irme iban en aumento.

Como de maquillajes y sus productos no entiendo mucho, llevaba las fotos de lo que tenía que comprar.

Eran 3 productos y uno de ellos, un lápiz interlineas o algo así, me dijeron que ya no lo trabajaban, pero al pedir las otras cosas a una trabajadora agradable, rebuscó,  me dio el último que quedaba y me dijo: “dices en caja que son 1’90 euros” por ser el último.

Al ir a pagar se lo dije a la empleada de la caja,  me dijo que no, que eran 2’90, insistí, me miró  algo raro y entendiendo que están saturadas, pagué lo que me dijo.

Fui a buscar a la que me atendió, esperé a que terminara de atender a otra señora y le dije que en la caja me cobraban un euro más.

Lejos de enfadarse, si algo molesta con su compañera “porque no se enteran”, me devolvieron el euro.

Todo transcurrió con normalidad, diálogo y eso sí, más tiempo del esperable, pero aunque lo hago igual si voy sola, ayer quería que un adolescente que todavía no tiene que saber lo que cuesta ganar un euro tras de otro, de alguna manera aprendiera varias cosas, que hay que reclamar con educación lo justo, hoy era un euro, mañana pueden ser otros aspectos de la vida  y los tendrá que saber gestionar él y además de en  la escuela, las familias tenemos que enseñar también a valorar lo que tenemos, aunque sea un euro  y si es nuestro que se mantenga en nuestro monedero.

Acabamos contentos ambos, yo agotada lo confieso y él antes de llegar a casa, se cambió en el coche para que le vieran lo guapo que iba,  por cierto a mi no me emociona “su estilo” pero ya lo definirá como hemos hecho todos, ¡bendita y cansina adolescencia!, qué rápido crece y se pasa la vida, que maravilloso es poder disfrutarlo a tu lado, querido nieto.