jueves, 3 de septiembre de 2015

AGRADECIMIENTO




Ya estamos en el cole los profesionales, el martes vienen los alumnos.

Cuesta adaptarse a los cambios de horarios, actividades y retomar rutinas laborales.

Pero no es obligatorio, como se empeñan y machacan continuamente los medios de comunicación, tener una depresión postvacacional, no saben lo que es una depresión, no tienen ni idea.

Y ayer, segundo día de trabajo, de organizar y preparar lo mejor posible las cosas, estaba en una reunión con personal sanitario del colegio y recibí un whasap. Como he cambiado de teléfono hace poco, ya sabéis eso de que muchos contactos se borran, aún no entiendo bien el motivo. Lo leí y esas palabras me produjeron un estremecimiento y una leve sonrisa.

Las hago extensivas a todos los compañeros del CPEE María Soriano porque todos hemos querido y atendido a “mi secretario”.

Y a su familia les  doy las gracias, a veces todos necesitamos estos reconocimientos cotidianos que nos ayuden a seguir procurando para nuestros alumnos y sus familias una mejora de la calidad de vida, mientras…hay vida.

¿Cómo voy a olvidar a mi secre? No olvidamos a ninguno, ellos nos dan mucho más que lo que nosotros les podamos dar y en concreto este pequeño “trasto” tenía una mirada y una sonrisa inolvidable y perdurable.

Un abrazo muy fuerte a sus padres y hermana.


"Hola Nati. Que tal el verano? Nos hemos acordado mucho de ti en este tiempo. Te queremos mucho y te deseamos todo lo mejor del mundo para este nuevo curso que ahora comienzas. Espero que nunca olvides a mi ángel un poco capullete y trasto pero tan lleno de vida....nosotros no nos olvidaremos de lo que le diste a el nunca. Un beso enorme y esperamos volver a verte en alguna otra ocasión y darte un fuerte beso y abrazo."



sábado, 29 de agosto de 2015

AMIGAS


 
En la Expo de Sevilla con los alumnos




Ayer por la tarde estuve abrazando a una amiga que acababa de perder a su padre.

Nuestro abrazo fue intenso y mientras llorábamos ella me decía, ya nos hemos quedado huérfanas las dos Nati.

Nos unen muchas cosas, también haber tenido padres con pluripatologías, longevos, dependientes y que hemos cuidado en casa hasta sus últimos momentos durante mucho tiempo, circunstancia que cuando el dolor de la pérdida va pasando deja un poso de tranquilidad y satisfacción, por haber podido atender y querer de una manera singular y especial de los que nos dieron la vida.

Gloria es de las amigas que se pueden contar con los dedos de la mano, amigas para siempre y ya pueden pasar meses sin hablar que cuando lo hacemos parece que fue hace un rato nuestra última charla.

Nos unió el trabajo allá por el año 1980 en el Instituto Nacional de Reeducación de Inválidos (INRI) hoy CPEE María Soriano, las dos recién acabados nuestros estudios de enfermería, con ganas de cambiar el mundo y por supuesto muchas cosas profesionales.
Vivimos durante 16 años, podría afirmar, que los mejores años de nuestra vida, miles de anécdotas que no puedo contar algunas y de las que mis compañeras actuales cuando empiezo a contar “batallitas de antaño” me sugieren que las recoja en un libro, queda pendiente para la jubilación.

Ayer me recordaba cuando al poco de estar trabajando, murió su abuela a la que recuerdo como una mujer no de su época, más bien de una mentalidad abierta y sin tantos condicionamientos sociales, culturales y religiosos y entre otra hermana suya y yo la pusimos guapa para el último viaje.

Hemos vivido tanto juntas… hasta que ella se fue a otro Centro de Educación  Especial y desde entonces la echo de menos y mucho.

También en el tanatorio, nos reencontramos muchos compañeros de trabajo de toda la vida, algunos comentábamos lo de siempre, mira que somos, tener que encontrarnos en estos sitios, tenemos que quedar para tomar algo.. ¿os suena?

Gloria, amiga mía, ahora que ya estamos más libres podemos quedar más 
frecuentemente y reírnos de todo y por todo como hacemos habitualmente, ya quedamos ayer que lo organizamos Carmen y yo.

Te dejo aquí un poema de San Agustín, aunque yo sea menos “creyente”, que cuando falleció mi madre alguien dejó en mi buzón y un poema Cherokee.

Y sobre todo te dejo un gran abrazo en estos días de intenso dolor y a toda tu maravillosa familia.

D.E.P tu padre.


No llores si me amas,

¡Si conocieras el don de Dios y lo que es el Cielo!

¡Si pudieras oír el cántico de los ángeles y verme en medio de ellos!

¡Si pudieras ver desarrollarse ante tus ojos;

los horizontes, los campos y los nuevos senderos que atravieso!

¡Si por un instante pudieras contemplar como yo,

la belleza ante la cual las bellezas palidecen!

¡Cómo!...

¿Tú me has visto, me has amado en el país de las sombras

y no te resignas a verme y amarme en el país de las inmutables realidades?

Créeme.

Cuando la muerte venga a romper las ligaduras

como ha roto las que a mí me encadenaban,

cuando llegue un día que Dios ha fijado y conoce,

y tu alma venga a este cielo en que te ha precedido la mía,

ese día volverás a verme,

sentirás que te sigo amando,

que te amé, y encontrarás mi corazón

con todas sus ternuras purificadas.

Volverás a verme en transfiguración, en éxtasis, feliz!

ya no esperando la muerte, sino avanzando contigo,

que te llevaré de la mano por senderos nuevos de Luz...y de Vida...

Enjuga tu llanto y no llores si me amas!

(San Agustín)

Y este bello poema CheroKee:

“No te pares al lado de mi tumba y solloces.
No estoy ahí, no duermo.
Soy un millar de vientos que soplan 
y sostienen las alas de los pájaros.
Soy el destello del diamante sobre la nieve. 
Soy el reflejo de la luz sobre el grano maduro, 
soy la semilla y la lluvia benévola de otoño. 
Cuando despiertas en la quietud de la mañana, 
soy la suave brisa repentina que juega con tu pelo. 
Soy las estrellas que brillan en la noche. 
No te pares al lado de mi tumba y solloces. 
No estoy ahí, no he muerto”.
En las puertas del quirófano

Recogiendo el Premio Nacional Reina Sofía 1089





viernes, 28 de agosto de 2015

VOLVEMOS…AL COLE








El final del verano va llegando y en unos días empieza el cole, el martes para los que trabajamos en los mismos y el día 8 los alumnos. (Comunidad de Madrid).

Ayer comentaba con una amiga que no sé si me voy a acordar de la ubicación de mi Centro Educativo…

No me estoy quejando, han sido unas vacaciones intensas y satisfactorias, ya iba tocando, pero confieso que no tengo ganas de empezar con la rutina diaria laboral y  como no me ha tocado el bote millonario, el día 1 pondré marcha al CPEE María Soriano, esperando que no haya “sorpresas” que a veces nos reservan para el comienzo  y encontrando a todos los compañeros bien.

Que sí, que no nos podemos quejar, que tenemos trabajo y además a algunos nos gusta nuestro trabajo, pero qué bien se está de vacaciones, viajando y descansando, contra todo pronóstico y que sorprenderá a los que más me conocen he logrado estar simplemente viendo pasar las nubes en el cielo caribeño durante no sé cuánto tiempo, no llevaba reloj.

Pues venga, a disfrutar de los días de libertad que nos quedan y cierro este breve post (este verano he estado vaga), con una frase de Antonio Machado:

“Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar.”



 Con un Cuba libre, en Cuba... Deseo a toda la Comunidad Educativa de todos los coles un buen curso 2015-16.

martes, 11 de agosto de 2015

CUMPLIENDO SUEÑOS

Parte 1. La Habana y las Terrazas







Acabo de regresar de Cuba, viaje soñado hace muchos, muchos años.

Diez días no son suficientes para poder opinar de casi nada, pero sí para haber visto

muchas cosas y poder valorar objetivamente, mejor lo haré incluso dentro de un tiempo

 y con una cierta distancia y perspectiva. 

Ahora mismo son tantas las sensaciones y sentimientos ambivalentes que no me atrevo a

 plasmar por escrito tanta información.

Muchas imágenes en las retinas, fotos y charlas con cubanos y con europeos.

Mucho descanso final en Varadero, un mundo de lujo, como un apartheid ostentoso, 

privilegio del que he podido disfrutar cuando dejé de pensar.

Todavía con el “jet lag”  (un desequilibrio producido entre el reloj interno de una

persona que marca los periodos de sueño y vigilia y el nuevo horario que se establece al

viajar a largas distancias, a través de varias regiones horarias) en el cuerpo y no 

digamos en la mente, me siento afortunada por poder haber realizado este sueño y ya 

pensando en los siguientes porque la vida , como dijo Calderón de la Barca:

¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño;
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.



Continuará....