domingo, 17 de julio de 2016

PERSONALIDAD MÚLTIPLE



Imagino, por esto de ponerse en el lugar del otro que en ocasiones es muy recomendable, que soy Consejera de Educación y Sanidad y que tengo que resolver una demanda en auge de la sociedad como es la atención a la población escolar (Educación) para que tengan cubiertas la necesidades sanitarias durante la jornada escolar (Sanidad).

Escucho a todas las partes inicialmente.

1.- Asociaciones de padres de niños con enfermedades crónicas, con discapacidad, con alteraciones graves de la salud…. Y a todos los alumnos que sin patologías, presentan a lo largo del día muchas incidencias en salud, la más común los traumatismos.

2.- Profesionales docentes y no docentes de los colegios. En su mayoría con unos conocimientos de salud básicos, con un montón de alumnos en el aula y que le están pidiendo que además de su competencia que es “educar y enseñar” (entre otras muchas), trate las urgencias, administre medicación, valore si la glucemia está alta/baja y actuar, si es una reacción anafiláctica o asmática y actuar, tratar una crisis epiléptica entre otras cosas.

3.- Alumnos, con y sin patologías, que puedan valorar la calidad de atención de la enfermera escolar y donde no existe este perfil, cómo viven su día a día con respecto a la atención sanitaria en los colegios.

4.- A la Asociación Madrileña de Enfermería en Centros Educativos (AMECE), referente nacional de la enfermería escolar en España y de la que cada vez oigo hablar más a muchos colectivos, no paran de llegar cartas de los tres grupos anteriores solicitando una enfermera en su colegio.


Para empezar, con estos 4 grupos voy a sentarme por separado con mis asesores (tengo muchos temas que abordar y de gran relevancia en la sociedad), escucharles y posteriormente decidir.

Les he pedido a mis colaboradores que me traigan las conclusiones de toda la legislación y normativa de rango autonómico y nacional respecto a la atención sanitaria de niños y jóvenes en el colegio.

Si hay enfermeras ya en los colegios, que competencias tienen, que posibilidades económicas hay para resolver la problemática existente, todo lo que pueda ayudarme a tomar un eficaz dictamen.

Resultado de las reuniones:

-          Las asociaciones de padres y madres, están preocupados porque sus hijos están desprotegidos, muchas madres tienen que dejar de trabajar y estar casi a la puerta del colegio para atender a su hijo si le pasa algo. Y la Constitución Española dice que TODOS  los niños tienen DERECHO a la Educación y la Sanidad y la LISMI (1982), que hay que dotar a los colegios donde están escolarizados  alumnos con necesidades educativas especiales de todos los apoyos necesarios para normalizar su aprendizaje.

¡Vaya! Me dicen que no hay muchas más normativas específicas, no me lo esperaba yo. Tendré que hablar con los asesores técnicos y legales, es una demanda social importante, hay que darle una respuesta.

-          Los profesionales docentes, los directores de colegios, me explican que cada vez tienen más alumnos con distintas patologías, que complican mucho su día a día al no tener preparación ni competencias sanitarias, que ocurren muchos incidentes en la escuela y que conocen por otros compañeros docentes que trabajan en colegios con enfermera, que están más tranquilos, que los niños faltan mucho menos al colegio, que reciben información y formación sobre las posibles urgencias que pueden tener sus alumnos.

Ya de paso, me cuentan los problemas específicos que tienen, muchos alumnos por aula, conflictividad en las aulas… pero hoy el tema es la enfermería escolar y les convoco a otra reunión para tratar sus pertinentes quejas.

-          Los alumnos, han venido acompañados de sus padres y algún director de colegio o tutor docente. Los que tienen una enfermedad crónica y enfermera escolar en su colegio, me hablan con normalidad de su día a día, están atendidos en todo momento y desde pequeños, la enfermera les ha “educado en salud” y ya saben por ejemplo, si antes de Educación Física tienen que medirse la glucemia (diabéticos) o su capacidad pulmonar (asmáticos) y qué hacer en cada caso y si dudan, ahí está su enfermera.

Hay un alumno que en su colegio no hay enfermera, la madre está siempre pendiente de él, tiene que ir mucho más al pediatra y tiene más ingresos hospitalarios, no termina de controlar bien las complicaciones de su patología.

-          AMECE, confirma los datos de las reuniones anteriores, los amplia y me entrega varios documentos:
·         La historia de la Enfermería Escolar en España y en la Comunidad de Madrid, donde puedo ver por encima, el número de enfermeras que hay  y en qué tipos de colegios.
·         Las Competencias Profesionales de la Enfermería Escolar, aprobadas en Junio 2015 y donde detalladamente están explicadas todas sus funciones. Me comentan que esperan que puedan ser una realidad en todos los colegios y que para ello necesitan mi apoyo y normativas al respecto.
·         La producción científica que han ido desarrollando desde el 2008: Protocolos de Enfermería en asma, crisis epilépticas, urgencias diabetológicas, anafilaxia…y todo ello en el ámbito educativo. No sabía que era tan concreto este perfil profesional y su ámbito de actuación, que no es ni un hospital ni un Centro de salud.
·         Los CD y los pendriver de las Jornadas y Congresos realizados con la documentación correspondiente en los mismos. Y qué también se organizan trimestralmente charlas /talleres en el Ilmo. Colegio de Enfermería de Madrid, incluso para toda la Comunidad Educativa.
·         Ponen encima de la mesa, el vacío legal de la enfermera escolar y una serie de propuestas de mejora, algunas no me parecen mal, otras tengo que asesorarme mejor.

Desconocía la existencia de AMECE, algunos de mis asesores sí la conocen, de hecho se han reunido en alguna ocasión con la Asociación y tengo que leer bien todo esto que me entregan, me asombra que una organización sin ánimo de lucro, trabaje tan intensamente y con un criterio tan razonable.

Conclusiones:

Tras estos días de reuniones intensas con estos colectivos, he logrado inicialmente entender mejor estas peticiones y me he concienciado de las necesidades sanitarias de todos los alumnos en los colegios, tengo la responsabilidad de favorecer y mejorar todo lo que me han planteado.

Al único que tendré que “activar” más, es al encargado de los temas económicos y ver cómo progresivamente se puede ir implantado la enfermería escolar en todos los colegios y unificar sus competencias.

No soy muy partidaria de las Comisiones que se dilatan en el tiempo, pero con un cronograma ágil, igual organizo una, en donde estén los 4 grupos y un asesor de Educación y otro de Sanidad.


Y dejo ya los sueños, vuelvo a la realidad de un domingo estival y tranquilo.


viernes, 15 de julio de 2016

VENTAJAS – REBAJAS


Resulta muy curioso, que en los dos últimos meses nos hayan preguntado algunas enfermeras cuales son las ventajas de asociarse a la Asociación Madrileña de Enfermería en Centros Educativos (AMECE).


Va a ser que el calor en el periodo estival y las supuestas  rebajas de comercios, pueden llegar a confundir  transitoriamente al personal y se puede llegar a pensar que una asociación sin ánimo de lucro, que percibe 30 euros al año por asociado, es como un supermercado con ofertas estacionales y  por exceso de productos o liquidaciones por fin de temporada.

AMECE, es una Sociedad Científica, como dije anteriormente, SIN ÁNIMO DE LUCRO, compuesta en la actualidad por una Junta Directiva amplia, con muy buen humor ante la que está cayendo (dentro y fuera de la enfermería) y que trabaja sin descanso por y para favorecer el  desarrollo competencial de la enfermería escolar.

Y no ha sido, ni es, un camino de rosas, hay que ir sorteando espinas (de las rosas), obstáculos, falta de sensibilización social, incumplimiento de normativas y un largo ETC.

Y un “puñado chiquito” de enfermeras muy valientes, constantes y que apuestan claramente por la presencia de enfermeras en todos los colegios, utilizan su valioso  tiempo personal para seguir  junto con otras asociaciones, RECLAMANDO ,  formando, elaborando protocolos y Guías, Congresos, Curso de Experto ….


Y prácticamente solas, sin apoyos de laboratorios, empresas u organismos oficiales que quieran ayudar en los gastos que origina un Congreso, por ejemplo.

Tenemos mucha suerte, los ponentes no cobran (ayuda mutua interprofesional que se ha desarrollado hace años, nosotras tampoco cobramos cuando nos invitan a participar en distintos puntos de la geografía española), no hacemos cena de gala, visitas guiadas, todo el tiempo,  unas 15 horas en fin de semana para que puedan acudir las enfermeras escolares, y… ¡dale que te pego a la ciencia!

No cobran el  comité organizador y  científico, no se encarga a ninguna empresa que organice los eventos formativos, autogestión desde que se empieza a preparar el Congreso (aproximadamente 2 años), hasta que termina.


La única e inestimable colaboración con la que hemos contado siempre es la del Ilmo. Colegio de Enfermería de Madrid (CODEM), donde tenemos nuestra sede y donde celebramos la mayoría de eventos, además del Congreso bianual, charlas/talleres formativos trimestrales y algún extra que puede surgir por necesidades puntuales y de actualidad.


Y a  los muchos socios que tenemos,  nos debemos y tratamos de favorecer, aquí sí, con algún descuento en el Congreso, porque el resto de actividades de formación son gratuitas para socios y no socios.

Organizamos actividades para toda la comunidad educativa, profesionales docentes y no docentes, familias, alumnos, es nuestro ámbito de actuación y nuestra población diana.

En la zona de socios, hay mucha documentación, propia de AMECE y otras muchas organizaciones relacionadas con la salud infanto-juvenil, que pueden ayudar al mejor desarrollo del trabajo enfermero en el ámbito educativo.

AMECE, desde su creación en el 2008, comenzó con el Protocolo de Enfermería ante una crisis Asmática en Centros Educativos y el Protocolo de Enfermería ante una crisis epiléptica en el Ámbito Educativo.

Ha desarrollado, con gran esfuerzo y con el aval de la Comisión Científico Técnica del CODEM, el Marco Competencial de la Enfermería Escolar, pionero en España, como referente es AMECE a nivel nacional en enfermería escolar.

Y en el IV Congreso Madrileño de Enfermería Escolar (14, 15 y 16 de Octubre 2016 en el CODEM), presentaremos los dos últimos trabajos científicos avalados por AMECE: La Guía de Enfermería de Urgencias Diabetológicas y la Guía de Enfermería en la Anafilaxia, ambas en el ámbito Educativo.

Hay otros trabajos en marcha, gracias a la colaboración desinteresada de socios que también aportan y con esfuerzo e ilusión, su tiempo y conocimientos, desde la experiencia como enfermeras escolares.

También asesoramos durante todo el año a familias de niños con enfermedades crónicas, todos quieren lógicamente una enfermera en su colegio, a enfermeros que quieren trabajar en colegios, a directores, jefes de estudios, docentes que también quieren contar con profesionales enfermeros en sus coles. Incluso a algún técnico de las distintas administraciones contactan con AMECE para consultar distinto tipo de cuestiones. Se lo agradecemos a todos.

Tenemos una web (www.amece.es) actualizada a diario, sí, a diario y redes sociales dinámicas.

Mucha gente que de manera desinteresada nos ayuda, generalmente nuestros familiares directos y amigos.

En ocasiones nos confunden con un sindicato, con una empresa de contratación, nos envían C.V. y últimamente parece ser que con un supermercado y la verdad lo que más me molesta, son algunos mails en los que sin poner ni buenos días/tardes o noches, sueltan una pregunta y por supuesto ni gracias, ni saludos cordiales, pero aún así contestamos, todos podemos tener un mal día.

Resumiendo, además de ventajas/derechos por estar asociado a AMECE, hay obligaciones/deberes, todo esto que cuento está muy detallado en los Estatutos, actualizados y registrados también el pasado mes de Junio.

Solo desde la solidaridad, trabajo e ilusión y sobre todo desde la creencia desde la experiencia del gran valor que supone para un Centro Educativo el contar con una enfermera escolar, se puede seguir apostando y  luchando , un pequeño colectivo (aproximadamente 500 enfermeras en la Comunidad de Madrid) dentro de las 50.000 que hay en los demás ámbitos, que tienen la suerte de tener hecho mucho de lo que las enfermeras escolares estamos elaborando y que apenas sí cuenta con el reconocimiento oficial de la Consejería de Educación y Sanidad.

No importa, en muchas ocasiones hay que empezar “demostrando el valor”, después suelen aparecer las normativas reguladoras.

Para que no se enfade una compañera de la administración educativa que conozco de toda la vida, gracias a ella fundamentalmente, las enfermeras escolares aumentan cada curso en los colegios públicos de Madrid, sobre todo por la presión de las asociaciones de padres de niños crónicos en edad escolar. 
La Comunidad de Madrid, no ha sabido o querido, ponerse una medalla por lo mismo, ellos sabrán el motivo.

Como presidenta de AMECE, termino estas reflexiones estivales, dando las gracias a la actual y anteriores Juntas Directivas, a sus socios y a todos los que compartimos camino, yo también me pregunto alguna vez:

¿Qué ventajas obtenemos como miembros de la Junta Directiva de AMECE?

La respuesta es sencilla: ayudar/favorecer , desde la experiencia, a que los niños y jóvenes crezcan más saludablemente y sean adultos más responsables en sus hábitos de vida saludables, estén atendidos en las múltiples incidencias de salud que ocurren a lo largo de la jornada escolar,  a conciliar la vida familiar y laboral de sus padres y permitir por ello también que los docentes estén muy tranquilos (palabras dichas por un director de un colegio).

“LA ENFERMERÍA ESCOLAR ES UNA NECESIDAD, NO ES UN LUJO”






jueves, 14 de julio de 2016

CUADRO CON AMOR Y COLOR



Ayer me regalaron este cuadro ¡ME ENCANTA!


Su autora es: Esther Ruiz- Chercoles,  Pediatra del Centro de Salud Mª Jesús Hereza en Leganés, Madrid y miembro da la Asociación Madrileña de Pediatría en Atención Primaria.

A Esther,la conocí en el pasado Congreso Madrileño de Enfermería Escolar (2014), donde nos aportó su visión de las principales patologías en la edad pediátrica, pero sobre todo nos trasmitió su pasión por la profesión y que entre otras cosas destacaría, su defensa y divulgación de la lactancia materna y los hábitos saludables en la alimentación desde la infancia.  Fue de las más valoradas en la evaluación del Congreso. 

Estuvo por mi cole y además de la “visita guiada”, preceptiva si se quiere entender lo que es la Educación Especial en un Centro Educativo SINGULAR, con alumnos con graves discapacidades motoras y multisensoriales, algunos en cuidados paliativos y se quedó a comer  un estupendo cocido madrileño que guisan de maravilla los compañeros de cocina.

Hemos coincidido en más ocasiones, acudió en Octubre 2015 a la presentación de las Competencias Profesionales de la Enfermería Escolar en el CODEM, he ido a varias de sus exposiciones de pintura por distintos centros culturales e incluso comimos un día en su casa, me invitó primero a su Centro de Salud a contar en Sesión Formativa a los compañeros sanitarios lo que es la enfermería escolar.

Ayer quedamos y estuve esperando a que terminara de ver niños, hizo un hueco en su agenda de citas a las 10 de la mañana y aunque aparecían algunas urgencias, nos dio tiempo a ponernos al día de nuestras cosas personales y profesionales. 

Y mientras esperaba hice  fotos de algunos paneles  que adornan las paredes de la sala de espera, donde también realiza EPS con los niños y familias.

Logró emocionarme cuando vi el cuadro, porque ella sabía que me encanta ese en concreto.

Querida Esther, 

GRACIAS, por este bello regalo y  por acompañarme en los momentos difíciles personales que estoy viviendo más o menos desde que nos conocimos, pienso que eres un ángel que surgió para darme energías, como otros muchos que me rodean.

Es curioso, hay noches que suena el teléfono y simplemente me haces sentir paz después de hablar, ver las cosas con más serenidad y decir después de colgar, pues es cierto, no tiene tanta importancia esto que me pasa…casi siempre cosas profesionales,  siempre me dices: ¡qué donde voy a ir, que en mi colegio estoy muy bien!.

Gracias por tu GENEROSIDAD, por ser una persona auténtica con la que no hay que pensar antes de hablar,  que haces  fluir las ideas y los sentimientos, minimizar/relativizar las situaciones y generar tanta positividad.









miércoles, 13 de julio de 2016

SIEMPRE...PABLO



Nuestro querido Pablo se marchó definitivamente el pasado domingo.

Era un niño- hombre muy especial y cariñoso, disfrutábamos de él en algunas celebraciones “vistilleras”. En la última ocasión que coincidimos, nos trajo una rosa a las chicas.

En la Plaza de Gabriel Miró, conocida popularmente como Las Vistillas, nací yo, mi colegio estaba muy cerca y también el Seminario Mayor de Madrid.

Las chicas de la clase de 5º de Bachiller (Colegio Carmelitas de San Francisco)  y los chicos de 6º de Bachiller (Colegio San Dámaso/Seminario Menor), coincidíamos después de las clases en las Vistillas y en algún que otro guateque de la época.

Y hace 3 años, a través de una red social, nos reencontramos después de 39 años, organizamos el grupo “Vistillas 74”, quedamos con cierta regularidad y tenemos un grupo por el teléfono donde diariamente nos saludamos, nos contamos, nos reímos y nos acompañamos en momentos duros que todos hemos tenido/tenemos.

Es un grupo que surgió de la magia de la vida y que, al menos a mí, me aporta muchas cosas positivas.

Uno de los chicos “damasinos”, es Carlos Cerrato y su rol en el grupo es el de hacernos reir permanentemente, con un humor cotidiano que favorece incluso la carcajada, un buen  AMIGO y en el caso que nos ocupa hoy: UN INMEJORABLE HERMANO, de nuestro Pablo.

El fin de semana anterior a la marcha de Pablo, nos reunimos en Perales de Tajuña en casa de otro gran vistillero, Mariano, teníamos que celebrar su cumpleaños y los 3 años que compartimos desde nuestro reencuentro. 

Y todos, incluidos Carlos y Patricia, brindamos por Pablo y no cantamos como en otras ocasiones, bueno sí, el cumpleaños feliz, de alguna manera queríamos distraernos todos de algunos pesares de la vida y sobre todo dar ánimo a Carlos que aunque reía con todos, su alma lloraba, también la de los amigos que estábamos compartiendo la velada.

Pequeño homenaje a Carlos y su familia y especial a Pablo, otra estrella más que nos acompaña y que nos produce  ternura y sonrisa cuando nos acordamos de él, de lo feliz que le hacía enviarnos mensajes de voz al grupo y que le contestásemos diciéndole: ¡GUAPO!.




viernes, 8 de julio de 2016

Cuéntame un cuento...y se lo conté.



Érase una vez una persona, (da igual el género), que seguía teniendo sueños y fuerza para luchar por conseguir que se convirtiera en realidad lo soñado, en su mundo inmediato y cercano, cuando observaba el cosmos se daba cuenta que no tenía remedio y que solo, sabiendo lo que ya hacía muchos años atrás, a través de la experiencia y el sentido común, podía hacer que los que le rodeaban se sintieran mejor.

En ocasiones tocaba hacer "el payaso", rol dificílisimo porque cuando el alma sufre, sonreir y ponerse la "nariz roja" es un arte.

Su especialidad, eran los cuidados a los demás, en este caso CUIDADOS ENFERMEROS, profesión que eligió, no quería ser médico, y que con el paso de los años descubrió que recibía mucho más de lo que daba, dicho de otra manera lo que daba, volvía multiplicado por mucho.

Emociones diversas, que no remuneraciones económicas, esos sentimientos que algunos tienen la suerte de poder percibir y al hacer balance en momentos serenos, concluir que no podría haber sido otra cosa que enfermera, aunque estaba ya muy cansada, mucho, pensó en dejar la profesión y "dedicarse a otra cosa".

Aparentaba mucha fortaleza, capacidad de decisión en momentos muy críticos, ideas claras y no siempre coincidentes con los que mandaban, capacidad intensa de trabajo y por supuesto cabezonería y otras no precisamente virtudes personales.

Su fortaleza y debilidad más notable pero imperceptible, era la sensibilidad y como parecía que era muy fuerte, casi nadie pensaba que esa persona necesitaba lo mismo que necesitan todos los humanos, necesitaba que también la cuidasen y sobre todo la respetasen. Y a ser posible, sentirse querida.

También era muy torpe en algunos aspectos funcionales de la vida, no se enteraba de muchas intrigas, dimes y diretes, y demás triquiñuelas que ocurrían por donde ella se movía, cierto es que en alguna ocasión "se hacía la no enterada", pero cuando se sentía traicionada por supuestos entes que creía que estaban trabajando o viviendo experiencias comunes, como que sentía una bofetada grande que le despertaba de ese "gran sueño". 

Y volvía a caer en lo mismo, creía en "que todo el mundo es bueno o tiene su parte buena).

Y leía mucho, hablaba mucho, escuchaba también y se prometía que no iba a hablar más y volvía a hablar, postura nada inteligente (regular inteligencia emocional que se dice ahora).
Trataba con príncipes y mendigos, y lobos con piel de oveja, con estupendas y no tan buenas personas y hasta con encantadores de serpientes.

La impronta en su vida estaba clara, se evaluaba con relativa frecuencia, hacía "sus auditorías internas" dos veces al año y trataba de  solventar algunas no conformidades, las que estaban en sus manos, las demás o se adaptaba o entraba en un conflicto muy grave., quería bajarse de un mundo que no le gustaba nada, pero nada.

Se durmió mientras le contaba este cuento y soñó con luciérnagas, personajes de Dickens, héroes y villanos, guerra y paz y cuando despertó no encontraba a ese protagonista, quién sabe si algún día aparecerá cual ave fénix.....



¿Me avisarás si le ves?