martes, 10 de julio de 2018

AUTOREGALO POR SUPERAR EL CURSO ESCOLAR




Me he regalado esta bicicleta por superar con éxito los 38 años consecutivos de cursos escolares, el triunfo es “resistir” como Enfermera Escolar y no morir en el intento.




La historia de las bicis en mi vida es  intensa.

Aprendí a montar en la bici de otros niños, en mi infancia era un artículo de lujo sobre todo en familias como la mía con 5 hijos vivos que tuvieron mis padres.

La primera la conseguí a los 15 años tras aprobar 5º de bachillerato, BH verde sencilla comprada cerca de casa, en la calle Segovia debajo del Viaducto de Madrid.

Aunque la disfrutamos creo que todos los hermanos, la que la acaparaba era yo por los campos de ahora una zona urbana, entonces terrenos campestres ( Tres Cantos -Valdelatas – El Goloso) y la que se encargaba de arreglar los pinchazos a mano con esos parches, pegamento y útiles necesarios una vez descubierto el pinchazo en un cubo con agua.

Y vaya que la disfruté junto a mi pandilla de verano de la juventud.

Actualmente desconozco su destino, creo que pasó por otros miembros de la familia.

La segunda, ya estaba trabajando y digamos que me “la regalaron comprando una buena enciclopedia”, no existían entonces los ordenadores y menos internet.

Esta ya tenía marchas, que nunca llego a enterarme cuando hay que poner una u otra, pero hice por el Valle de Iruelas muchos kilómetros, cuestas  incluidas. Ya está dando problemas, la he llevado dos veces a poner a punto y como que no le pillan el mismo.

Y la que veis en la foto, creo que es la tercera, es una bicicleta de paseo también verde como la primera, parece ser que  es de tipo vintage para hacer juego conmigo y ya le tenía echado el ojo hace años, hoy está en casa y la disfrutaré, es de las pocas ventajas que encuentro de vivir a las afueras de Madrid, que hay mucho campo alrededor de casa. Mi Madrid de los Austrias lo añoro y espero volver algún día.

Y tiene una cesta, ¡me encanta!, para llevar el libro, un cuaderno y el móvil por si me la pego básicamente, pero protegeré mi cabeza con ese casco también verde, color de la esperanza que intento mantener en muchos proyectos y situaciones de vida. El cuaderno lo llevo porque vienen ideas y hay que apuntarlas jejej.


Casco verde

Pedalearé por zonas no urbanas de momento y en cada pedaleo seguiré soñando  con un mundo mejor y cómo puedo colaborar desde mi pequeña parcela a conseguirlo. Fantasías y utopías  de días de verano, pero como decía Eduardo Galeano:

 “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá.

Entones, ¿para qué sirve la UTOPÍA?

Para eso sirve para AVANZAR

Las bicicletas no solo son para el verano, aunque desde la tranquilidad que ya voy consiguiendo y la desaceleración laboral y profesional, es más gratificante pasear en mi bici nueva, una verdadera chulada.





martes, 3 de julio de 2018

CONFIESO QUE TENGO MUCHOS AMANTES








Amo sobre todo la VIDA y las emociones derivadas de cada día.



Algunos me apasionan intensamente, otros me hacen sonreír y algunos no merecen la más mínima atención.




Os recomiendo que pongáis en vuestra existencia a  todas esas personas y  momentos amorosos, afectuosos,  tiernos, y apasionados.


Búscate un amante o varios y a disfrutar desde las emociones.






viernes, 22 de junio de 2018

LA ENFERMERÍA ESCOLAR TAMBIÉN LLORA




Optimista por naturaleza, para los demás mujer valiente y que no se rinde fácilmente, hoy afirmo que también lloramos por nuestro denostado perfil profesional.


Y hablo en plural, porque a diario leo lo que nos escriben al correo electrónico, muchos colectivos, hoy cesan muchas enfermeras escolares en muchos colegios y a saber el próximo curso dónde estarán y quién desembarcará para iniciar el 2018-19.

Y volverán a contarnos que no saben qué hacer en un colegio, la mayoría solas, que los directores les dicen, los menos, que no saben sus competencias profesionales, que las han contratado para atender a un niño con una determinada patología o algún otro escaso supuesto que recoge una normativa del año 2014, los padres que ya estaban muy tranquilos y seguros de que sus hijos tenían enfermera y había logrado ubicarse en el ámbito educativo, atender todas las incidencias sanitarias e incluso si la demanda asistencial lo permitía, realizar Educación para la Salud  a la Comunidad Educativa.

Y las que llevamos años, muchos años en los colegios, sin ningún reconocimiento profesional, como personal de apoyo a los profesionales docentes, acabamos un curso más con un cansancio extremo, física y anímicamente.

Muchas historias, cada centro educativo tiene las suyas, y muy solas administrativamente hablando.

Leemos muchas noticias relacionadas con la Enfermería Escolar en muchas CCAA y por muchos que desconocen lo que tiene qué hacer una enfermera en la jornada lectiva. 

Y desde algunos estamentos, “se reparten” este perfil que está de moda y proponen modelos nada eficaces y menos eficientes, porque argumentan que no hay evidencia científica de que si en un colegio el profesional enfermero está toda la jornada lectiva sea una garante de salud de la Comunidad Educativa, que igualmente se puede hacer desde los Centros de Salud próximos a los colegios.

Por no hacerlo más largo, con bastante desánimo, ofrezco nuevamente el humor (Decálogo de la Enfermería Escolar) acompañado de Resistiré: “Cuando se me cierren las salidas, resistiré erguido frente a todo…..”




También hoy despedimos a los alumnos y les deseamos a ellos y sus familias un feliz descanso vacacional.




domingo, 17 de junio de 2018

SEGUNDA EDICIÓN EXPERTO ENFERMERÍA ESCOLAR...SE ACABÓ





Ayer finalizamos la Segunda Edición de Curso de Experto en Enfermería Escolar.


Desde Octubre 2017 hasta Junio 2018, han ido sucediéndose clases, trabajos, exámenes y otra promoción de Expertas listas para aportar cuidados de calidad en los colegios, herramientas tienen y les deseamos mucha suerte en el desempeño de sus competencias profesionales.




¡FELICIDADES A TODAS!

Y vamos a por la Tercer Edición.




jueves, 14 de junio de 2018

DESPEDIDA ALUMNAS DE ATENCIÓN A LA DEPENDENCIA




 Por el CPEE María Soriano rotan muchos alumnos de distintos perfiles profesionales para completar su formación.


Durante 3 meses han estado aprendiendo en el Departamento de Enfermería y por tanto en todo el colegio 2 estupendas alumnas del módulo de Atención a Personas con Dependencia, Ana y Mónica, que ayer reían y lloraban en la despedida que organizamos para agradecerles lo bien que lo han hecho, su adaptación y evolución en un centro tan específico de atención a la diversidad, y su gran interés por aprender todo.

Mónica y Ana, ha sido un placer contar con vosotras, os espera el futuro y si al final decidís continuar estudiando Enfermería, mucho ánimo y suerte en cualquier proyecto de vida que emprendáis.

Fotos de ayer, de parte de un gran equipo sanitario, el del CPEE María Soriano.











viernes, 8 de junio de 2018

JUBILACIÓN DE Mª ÁNGELES



Otra compañera que se jubila y con alegría lo hemos celebrado.

Mª Ángeles, compañera de cocina del CPEE María Soriano, desde donde diariamente salen unas delicias gastronómicas que todos degustamos, los alumnos y los profesionales.



Aprovechando que te retiras, y pasas a tener todo el tiempo del mundo, hemos decidido regalarte un reloj.



 ¡Feliz jubilación!