lunes, 19 de noviembre de 2018

DEMASIADO DOLOR



Hasta siempre querido alumno (A) y pintor de ojos azules.

Seguro que ya estás en el cielo con otros muchos  alumnos y alumnas del CPEE María Soriano.

Los niños y jóvenes no solo mueren de cáncer, por desgracia y no me atrevo a utilizar datos estadísticos que desconozco y no son relevantes ahora, también fallecen por otras muchas enfermedades raras (poco frecuentes) y complicaciones asociadas a otras enfermedades neurológicas en la infancia.

Hace apenas unas horas he abrazado a otra madre valiente, coraje y desesperada y a un hermano de nuestro alumno, joven, con mucho dolor.

Y le he dado besos a A. “de abuela” como siempre  y le he dicho una cosa al oído que queda entre nosotros y que él  trasmitirá en el cielo.

El viernes, cuando fui con la trabajadora social del colegio, nos contestaba e incluso esbozaba sonrisas ante las chorradillas varias que le decíamos, las mismas que en el colegio y a su nivel, porque ya era su último curso en el cole, es de los mayores.

Le gustaban las chicas guapas, no se perdía ni una que pasaba cerca y los temas que a la mayoría de chavales de su edad, se comunicaba con la tablet y con su mirada, gestos, yo le entendía con mirarle y él a mi lo mismo, nos hablábamos con el corazón.

Nos hemos abrazado mucho, hemos compartido cosas que se quedarán para nosotros, hoy deja mucha tristeza y dolor en muchos corazones.

Y otra estrella más, en este caso un gran lucero por su tamaño, brillará todas las noches y nos acompañará.

Con estos escritos intento cerrar una parte del duelo que puedo empezar cuando llego a casa y lo puedo hacer entre lágrimas, en el cole no se puede llorar porque otros muchos alumnos nos necesitan como siempre, lo que también sé, es que esta tarde no estoy para nada y para nadie, voy a buscar algunas fotos que tengo para dárselas a su familia, a la que mañana espero volver a ver.

Cuando pueda y hable con sus padres, escribiré muchas anécdotas  y de ese cariño mutuo, porque sinceramente hoy me produce demasiado dolor.





sábado, 10 de noviembre de 2018

CONCLUYENDO:

 FOTO DE HOY CON MI MÓVIL


A determinadas edades, por simplemente estrategia vital, vamos concluyendo etapas naturales, cada cual las que estime oportuno y que le puedan facilitar seguir cumpliendo años sin demasiado peso en la mochila, esa que siempre llevamos a la espalda y cuando sobrecargamos, hay que parar y sacar lo que no nos deja avanzar sin dolor de articulaciones.

Algunos, no nos damos cuenta del “sobrepeso en el macuto”, hasta que ciertas señales de alarma ya están produciendo daños en la estructura ósea y distintos sistemas orgánicos.

Algunos síntomas que muchos reconocerán son:

Cansancio, falta de ilusión, pérdida progresiva del humor y la alegría y excesiva susceptibilidad ante situaciones cotidianas con reacciones exageradas y cuando el hecho es grave, mucho más.

Cuando ir a trabajar, se convierte en un sobreesfuerzo interno, aunque cuando atravieses la puerta del trabajo nadie lo perciba, no dejamos de ser las enfermeras buenas actrices o payasos según lo requiera la situación, es que se está tocando fondo y si nos damos cuenta mejor que mejor.

No es agradable, hay que rebuscar en el interior de uno mismo y ver qué ocurre y no echar balones fuera y culpar al mundo de lo que nos ocurre, el mundo antes, ahora y siempre evolucionará y no nos esperará, incluso me atrevo a decir que le damos lo mismo, somos nosotros lo que con  nuestra famosa gestión de emociones, nos adaptamos a lo que sucede en todos los ámbitos de la vida.

Tras aplicar un DAFO sencillito, pero costoso emocionalmente, hay que llegar a un resultado del proceso que permita seguir viviendo lo más aceptablemente posible y recuperar fortalezas que se han debilitado por exceso de toxicidad ambiental.

Como conclusión final:

Que hasta que ya no tengamos nada que concluir, cada cierto tiempo un análisis de vida es necesario y aunque puedas y sepas pedir ayuda y no se consiga, será porque no toca o porque “más vale caer en gracia que ser gracioso”, si el interior humano está en paz, pueden llegar todas las tormentas que quieran, el escudo energético en forma de buen chubasquero o paraguas nos protegerá.

Fuentes para cargar energías: muy amplias, cada cual sabe las suyas y deben ser utilizadas, para que los “roba energías = tóxicos=  tontos del haba”, no nos dejen bajo mínimos.

¡Va por muchos, por algunos más y por mi misma la primera!

FOTO DE AYER CON MI MÓVIL





sábado, 3 de noviembre de 2018

MADRES CORAJES.



Dedicado a Gladys López Peláez por el reciente fallecimiento de Jhair, su hijo y nuestro campeón.

El pasado 26 de Octubre 2018, en el Hospital Universitario Niño Jesús de Madrid se fue  para siempre de nuestro lado, nuestro querido alumno Jhair, acababa de cumplir 11 años.

Es una fecha que no podré olvidar fácilmente, coincidió con la Inauguración del 5º Congreso de Enfermería Escolar y estaba cerca del Hospital, en el Colegio Oficial de Enfermería de Madrid (CODEM).

Desde mediodía que recibí un mensaje de Gladys: “Hola Nati. Pensé que deberías saberlo Jhair está muy malito otra vez” el texto era más largo y la llamé, es la primera vez que la notaba poco optimista.

Quedé en acercarme la tarde del sábado, porque como los talleres estaban llenos, renunciamos las miembros de la Junta Directiva a ellos y pensé que en un ratillo me iba a verle y darles un abrazo.

Después de la inauguración que duró unas 2 horas, compartimos con los asistentes, un Vino Español en el Museo de Enfermería del mismo CODEM y ya cuando se habían ido casi todos los invitados y estábamos caras conocidas y amigas terminando el acto inaugural, me quité los zapatos como hago siempre que puedo y me senté con mis compañeras que empezaron a comentar, entre otras cosas, que el streaming había sido seguido por 1.800 personas ..

Es en ese momento cuando enciendo el móvil, cerca de las 21h y lejos de ver estos datos o seguimiento del Congreso en redes sociales que es a lo que me disponía, encontré otro mensaje: “Nati, Jhair se nos va. Ya no pudo más.”

La llamé y me dirigí al hospital y según llegué me dijo: “No has llegado a tiempo, acaba de morir,  no te ha esperado”.

El primer abrazo que recibí  fue el de Mariam, una de las médicos de la Unidad de Cuidados Paliativos Pediátricos de la Comunidad de Madrid (UCPAL) y con los que compartíamos los cuidados y seguimiento de Jhair, además de de la Fundación Vía Norte Laguna, en los dos últimos años y por su estado de salud, iba con ellos 3 días y los martes y jueves al CPEE María Soriano.

Y después me dirigí a su madre con la que he compartido tantas y tantas cosas, muy largas de enumerar.

Y a su padre y a Jeremy, su hermano que abrazaba llorando a su hermano y no paraba de decirle cosas, no las oía, tenía fatal los audífonos, pero la escena era dulce, amorosa, de nudo en la garganta, de mucho amor.


Estaban empezando a llegar más familiares y amigos, algunos de los cuales ya conocía, estuve en el 10º cumpleaños del campeón y son una “gran piña”.

Y la Jefe de Estudios de mi colegio que estaba cerca, había venido a la inauguración del Congreso, la fisioterapeuta que le trataba en casa y no recuerdo su nombre y más y más gente.

Los pies me dolían, el cambio de registro mental en apenas unos minutos no era fácil, esta vez la que no se creía que Jhair se iba era yo.

Llevaba en el colegio desde los 3 años y al poco tiempo, no recuerdo bien las fechas, tampoco son relevantes ahora, entró en el protocolo de la UCPAL y empezamos a compartir cuidados junto con su familia.



En estos dos últimos años, muy duros, hemos “despedido a nuestro campeón” en varias ocasiones, sus padres decían: “no, esta vez no” y nuestra perplejidad inicial aumentaba cuando contra todo pronóstico médico, volvía a la vida,  a seguir luchando.

Reconozco e igual mis compañeros se enteran ahora, mi empeño personal en que no dejase de venir al colegio, era duro, días de intenso trabajo que merecían la pena cuando lográbamos que pudiera ir a clase algún rato.

Y los que no podía ir a clase, se quedaba en Enfermería y también nos daba sus grandes sonrisas,  grandes sustos y mucho amor a través de sus ojos grandes nos hablaba, nos decía muchas cosas, no hacen falta palabras o lenguaje verbal, hay miradas que lo dicen todo y más.

Quiero resaltar aquí la labor profesional de su fisioterapeuta en el Colegio, Carmen, que venía tras haberle puesto nosotras unos aerosoles y le hacía la Fisioterapia Respiratoria. Este era un momento muy de risas también, Jhair el primero y cuando el reía nosotros, todos, éramos más felices.

Y de su Terapeuta Ocupacional, ya casi estaba lista su nueva silla adaptada…

Y también a toda la Comunidad Educativa del colegio, cada cual desde su competencia que trabajó con el alumno, desde y con sobre todo, amor y adaptándose a sus necesidades específicas.


Lo ha dicho muy bien su madre en el escrito que ha hecho (me quito el sombrero ante el mismo):

“Dios quiso reclamar lo que era suyo; me dejo cuidar un ser generoso y maravilloso, Jhair en el cielo estará corriendo y muy agradecido a todas las personas que estuvieron junto a nosotros en estos momentos.
Gracias a los amigos, familiares y todas las personas que nos acompañaron con su presencia, a los que físicamente están lejos pero los sentimos cerca a través de sus llamadas, mensajes y gestos que demuestran el cariño y el aprecio que tienen a Etson Jhair. 
Gracias al C.E.E. María Soriano y clínica del colegio María Soriano ; al AMPA C.E.E.María Soriano. Fundación VÍA NORTE Laguna. Que fueron los lugares que compartieron su atención. 
Al equipo de cuidados paliativos del Hospital del Niño Jesús, por darle calidad de vida.
Akafi que nuestras estancias en el hospital sean más leves y a los voluntarios.
A la Fundación Lukas, a Runsmile y centro de terapias MoMo por las terapias. 
El mejor recuerdo de Jhair a todos los que lo conocieron es compartir su tiempo, ayudar a los demás; nunca te rindas ante las adversidades afronta la vida con una sonrisa. Él jamás se rindió, luchó hasta el final. Su armadura no resistió tantas batallas, pero su amor infinito está con nosotros

Y va dando las gracias a todos los que escribimos en su emocionante relato.

Quiero y sé que me estoy extendiendo demasiado, pero se lo debo a esta familia y en especial a su madre, hacer un homenaje particular a todas las madres de los niños con Necesidades Educativas Especiales que están escolarizados en Colegios de Educación Especial y algunos con Cuidados Paliativos.

Gladys, cuando te conocimos, nos cautivó tu sencillez y entrega a tu familia y poco a poco ese empoderamiento que adquirías día a día y valentía ante la difícil prueba que la vida te había puesto por delante, a toda la familia, pero tú eras su cuidadora principal, su MADRE.

Ha sido emocionante verte evolucionar, esos cafés que en ocasiones hemos compartido, rápidos, siempre tenías mucho que hacer.

Y es en este momento del escrito cuando denuncio públicamente la falta de sensibilidad y desconocimiento de quiénes aplican normativas sin conocer las realidades que viven muchas familias con excesivas mochilas a sus espaldas muy llenas, muy pesadas.

Y me estoy refiriendo al transporte escolar, que depende del área educativa de Madrid, los alumnos portadores de oxígeno, tienen que ir acompañados  de un familiar o persona en quién deleguen.

Durante años, venías con él en el transporte escolar y lo pasabas directamente al departamento sanitario.

Según veíamos tu cara, sabíamos cómo había pasado la noche Jhair y por tanto tú y el día de cuidados que nos esperaba.



Y  después te ibas en el autobús público a hacer todas tus cosas de casa, la comida para tu otro hijo y marido, papeleos varios (¡Cuantos  y Demasiados!)

Y por la tarde lo mismo, venías en el bus y te lo llevabas en el transporte escolar.

No te quedaban horas apenas para todo lo que tenías que hacer, además de cuidar de Jahir y tu familia y menos para ti misma.


Y el curso pasado, llega una nueva normativa  del Área Territorial Madrid (DAT) Capital, donde “prohíbe que los alumnos portadores de oxígeno puedan utilizar la ruta escolar, con o sin acompañante”.

VERGONZOSO. INDIGNANTE. DISCRIMINADOR.

Igual si conocieran los colegios y a los alumnos, familias y profesionales, seguro que estás normativas no se implantaban.

Por cierto, no la vayan a tomar conmigo, me queda poco para jubilarme y poco les he importado como profesional durante 39 años, dejemos las cosas igual respecto a mi y desde el respeto, que no comprensión, podemos aportar muchas propuestas de mejora los que trabajamos con alumnos y sus familias, ya lo saben estimados “jefes y jefas” de la DAT,  a su disposición para ello.

Pero nos os rendisteis familia, y con vuestro coche, Jhair llegaba los martes y jueves al colegio con su oxígeno.

Y habéis ido con él a todas partes a disfrutar vuestros ratos de ocio, algunas fotos las he cogido de tu perfil, otras de este verano las tenía aquí en casa y las del colegio, se te darán como vosotros queréis en un pendriver.








Cuando digo y reitero que aprendemos mucho más de estas familias sobre lecciones de vida que no están escritas en los libros, es porque las madres sobre todo y algunos padres, son verdaderos héroes anónimos y los mejores cuidadores de sus hijos y un valor y fortaleza ante la vida que son de admirar e imitar.

Gladys, Madre coraje, fuerte y transmisora de tanta paz y amor con los tuyos y con todos, nuestro más sentido pésame que también compartimos en el colegio, y nuestra profunda fascinación por conoceros y haber tenido el privilegio de cuidar y querer a Jahir, una estrella ahora que brilla con fuerza junto con otros muchos niños y niñas de nuestro cole y de otros muchos.

La Comunidad Educativa del CPEE María Soriano abraza a toda la familia y os esperamos, cuando podáis, por el cole.

Y termino con el último párrafo del escrito de su madre, espectacular:

“El mejor recuerdo de Jhair a todos los que lo conocieron es compartir su tiempo, ayudar a los demás; nunca te rindas ante las adversidades afronta la vida con una sonrisa. Él jamás se rindió, luchó hasta el final. Su armadura no resistió tantas batallas, pero su amor infinito está con nosotros












domingo, 28 de octubre de 2018

Y LLEGÓ... EL JAMÓN



Gracias a las personas que me han regalado este jamón.



Tiene también una historia amplia y larga y desde hace casi 40 años  es como una especie de mantra que siempre decía/digo  cuando me decían/dan las gracias o Dios te lo pague, respondía casi que mejor un jamón y ha llegado.

¿Quién me lo ha regalado? Pues no lo voy a decir.


El 5º CONGRESO DE ENFERMERÍA ESCOLAR Y 1º NACIONAL E INTERNACIONAL ha finalizado hoy a las 14h con el Salón de  Actos prácticamente lleno.

AMECE.N.I. se toma, como ya he dicho en estos días, 2 semanas de vacaciones, nos las merecemos.

Emociones, satisfacción por los comentarios, ver a tantos profesionales de la Enfermería participar activamente, los temas tratados, las comunicaciones, los pósteres, tantos compañeros de otras CCAA, muchas felicitaciones que no paran de llegar y que responderemos adecuadamente, muchas risas, nos hemos enterado de noticias sorprendentes, y más y más cosas.

Cuando regresemos de los días de descanso en la Asociación, compartiremos las conclusiones, nuevos proyectos probablemente compartidos, 10 años de historia y vamos a por más, con ciencia, con arte y con humor.

Mañana volvemos a los coles, cansadas pero  muy contentas.

Al CPEE María Soriano, volveremos Natalia y yo con un poso de tristeza por la marcha de uno de nuestros campeones, ayer fue un día duro para las dos que recordábamos que el martes estaba en el colegio y sonreía con nuestras tonterías.

Pero en el Congreso teníamos que estar y además continuar pendientes de que todo saliera lo mejor posible como así creemos que ha sido, ya lo comprobaremos en las hojas de evaluación.

Y por hoy, agradeciendo especialmente a todos los que han estado en el Congreso y en especial a los Comités Organizador y Científico, las “15 magníficas”, mujeres y enfermeras todas, corto, cierro y a descansar.




sábado, 27 de octubre de 2018

ADIÓS CAMPEÓN


Esta tarde noche se ha ido "nuestro campeón" , se va junto a muchas estrellas más del CPEE María Soriano.

Nuestro querido niño, 11 años, y muchos escolarizados en el colegio y con cuidados  paliativos compartidos con la Unidad de Cuidados Paliativos Infantiles de la Comunidad de Madrid.

En el cole había días muy complicados que no asistía a clase, se quedaba en Enfermería, pero cuando podía ,acudía al aula con sus compañeros.

De pequeño reía fácilmente con el saco de la risa, hace un par de años que  era "más mayor" y le gustaba una especie de boxeo y !cómo se reía!, nos contagiaba a todos y nos sentíamos mas felices.

Hoy no estoy en casa, no tengo el ordenador habitual y con permiso de su madre a la que he abrazado cuando ha terminado la Inauguración del 5º Congreso de Enfermería Escolar, he cogido una foto de su perfil de Facebook. También he abrazado a su padre y hermano pequeño.

Necesito, de esta manera, cerrar una parte del duelo, es duro también para los que le cuidábamos en el cole.

Mucho más para sus padres, hermano y extensa familia.

Desde casa, intentaré reflejar mejor los sentimientos y poner fotos preciosas, las últimas de este verano en la piscina.

D.E.P. nuestro querido luchador y campeón





viernes, 12 de octubre de 2018

SONRISA AMABLE





Un sábado más, ¡ay no que es viernes festivo!, me dispongo a trabajar en la Conferencia Inaugural del Congreso que no he podido rematar aún, son tantas cosas las que quiero decir que se amontonan en mi materia gris, sí esa que se supone que tenemos todos por el cerebro.



En estos días los que me rodean y quieren, no paran de darme consejos para la tarde del día 26 de Octubre 18, para la Mesa Inaugural sobre todo.

Que si ponte esta ropa, estos zapatos, píntate un poco que tienes la cara dura (quería decir facciones duras jaja), que si te sientas aquí, que si primero habla uno, después otro y lo que más, de momento  me ha impactado es lo de que ponga una sonrisa amable para las fotos.

Yo escucho con mucha atención todo y lo agradezco, lo apunto porque se me olvidará el orden y lo más protocolario, seguro que no se me olvida la transcendencia de este Congreso, los arduos meses de preparación de muchas compañeras de la Junta Directiva, reuniones, llamadas, alegrías, disfunciones varias, la generosidad de todos los ponentes y hasta es posible que ni el mejor corrector de ojeras surja efecto a pesar de que mi hija es una artista y tratará de conseguir esa faz de expresión más exquisita o fina.

He puesto en el buscador “Sonrisa Elegante” y no sale su definición, así que voy a buscar Sonrisa: “Gesto de curvar suavemente la boca, que indica generalmente alegría, agrado o placer” y también Elegante:” adj. Que tiene distinción, gracia, donaire

Bueno pues me voy haciendo una idea de cómo he de hacerlo y de aquí al 26 ensayaré en el espejo, todos los días me miro y sonrío y me río de mí misma nada más empezar el día (uno de los principios de la risoterapia que practico), ahora pondré más atención, creo que no me río sutilmente, salvo cuando estoy con desconocidos, me los acaban de presentar y no va a ser el caso, pero de verdad que lo intentaré.

Los hipoacúsicos de nacimiento o desde la infancia, nos hemos buscado las maneras de poder escuchar, importante para aprender, ¿verdad?, desarrollamos la lectura de labios de la persona que nos habla, por la espalda “no oímos” y eso entre otras cosas nos hace hablar o muy bajo o muy alto porque sencillamente “no nos escuchamos el tono de voz” .

Si lo unimos con un carácter abierto y espontaneo, que logré cuando superé la timidez producida entre otras cosas por la baja autoestima, pues soy persona de sonrisa y voz amplias y los que me rodean suelen decir: “tienes una risa contagiosa” y también me instan a subir o bajar el volumen del tono además grave de mi voz, vaya que se me escucha sin megafonía supletoria si me lo propongo.


Por cierto, tengo que volver al protésico de los audífonos, está empeñado en que me ponga unos de última generación y creo que últimamente me está bajando el volumen… IMPORTANTE, el 26 al menos tengo que escuchar bien, bien.(anotado para el lunes en el calendario del buscador)

No voy a contar, aunque podría, los beneficios de la risoterapia, sería muy recomendable que en todos los centros de trabajo se pudiera realizar todos los días antes de cada jornada, en otro momento hablamos de la terapia a través de la risa, totalmente científica y que cada cual ría como quiera al menos durante la sesión, luego hasta de manera sarcástica si llega el caso.

Ayer me alegre sin sonrisas, por fin tengo en el trabajo un ordenador que me va a permitir trabajar en el colegio y no los pocos ratos que me puedo sentar esperar a que se abra un archivo una media de 5 minutos. 

Ya falta menos, espero, para la impresora con escáner, y poder hacer en casa mis cosas variadas que no solo son de enfermería escolar y en el colegio lo que no me gusta hacer pero hay que hacer, toda la función gestora y  administrativa del departamento de enfermería.

Sigo con los armarios y el cambio de ropa de verano a otoño e invierno, por hoy se acabó y continuará….

¡Buen puente a todos los que podemos disfrutarlo!


 
ANTES

AHORA



sábado, 6 de octubre de 2018





Desde una relativa tranquilidad por ser sábado por la mañana, estoy intentando realizar algo importante, el texto de la Conferencia Inaugural del 5º Congreso Madrileño de Enfermería Escolar y 1º Nacional e Internacional.

Coincide y como así aparece en el cartel del Congreso, que celebramos también 10 años como Asociación Científica  pionera en España de la Enfermería Escolar.

Hablar en público, ya ni me produce palpitaciones, no me sudan las manos, no me quita el sueño, todo ello sí me pasaba cuando era más joven y es lo que tiene ya tener experiencia avanzada o muchos años de vida y de trabajo como enfermera escolar.

Lo único que siento es una gran responsabilidad ante lo que voy a decir porque como se refleja el programa disertar sobre “Diez años de AMECE y el futuro por delante de la Enfermería Escolar”, es algo complicado, sobre todo si no quiero que los asistentes se duerman con cifras, datos y más datos, por tanto ya llevo tiempo dándole vueltas a como diseñar mi intervención que no deja de ser un honor y un privilegio poder realizar.

La historia de los 10 años es sencilla y muy amplia a la vez, como nacimos y empezamos a crecer y no digamos si echamos la vista todavía más atrás y recuerdo los casi 40 años como enfermera escolar, imposible dispersarte me digo, vamos a recordar brevemente el pasado y siempre vivir el presente e imaginar o plasmar como debería ser el futuro de la enfermería escolar.

Una frase de la llamadas “lapidarias” que nos dijeron al comienzo de nuestra andadura; “lo importante no es empezar es mantenerse”.

Me lo dijo un compañero, hoy no voy a decir quién, lo haré la tarde del 26 de Octubre y yo pensé, !no sabe la paciencia y arte enfermero que tenemos! y sobre todo que creemos en lo que hacemos y vamos a emprender desde la experiencia y la realidad que vivimos, no desde esa teoría de los que no han pisado nunca un colegio.

Metimos en una coctelera varios ingredientes: ilusión, práctica, destrezas, ciencia enfermera, arte, humor, muchíiisimo aguante y temple y parece ser que el resultado se puede digerir y tomar sin efectos secundarios importantes.

Porque lo que aquí llamo efectos secundarios en ocasiones son duros e injustos pero puede más el primer efecto, el curativo, el gratificante y en un día tan importante para nuestro, en ocasiones, denostado perfil profesional, no vamos a ponernos llorones, estamos de  celebración, intenta que los congresistas disfruten y salgan diciendo ¡yo también quiero ser enfermera escolar!, es lo que más me dicen cuando realizo intervenciones allí donde me invitan a hablar, los que me conocéis ya sabéis que “hablo hasta por los codos”.

Y aunque le prometí a una enfermera que conocí hace unos dos años si la memoria no me falla, para las fechas soy especialmente mala, que le iba a hacer un relato en este blog (paso de decir post), el tiempo apremia y se merece algo mejor y con más calma.

Una breve pincelada: Se llama Mª Lourdes Martínez Muñoz, es Gerente de Cuidados de la Consejería de Sanidad de Madrid y ya nos hemos reunido varias veces, unas en el Colegio Oficial de Enfermería de Madrid (CODEM), la última hace unos días en su lugar de trabajo, la Consejería de Sanidad.

Le agradezco personalmente y como presidenta de AMECE.N.I. su gran interés por la Enfermería Escolar, que viniese a conocer el CPEE María Soriano de manera espontanea al enterarse en la reunión que manteníamos que al día siguiente venían a visitarlo varios representantes del CODEM.

Le doy las gracias también su receptividad, sus ánimos, hacernos sentir que no estamos en el limbo de la enfermería, su humanidad y probablemente muchas cosas más que desconozco de ella y las que conozco alargaría ya demasiado este escrito.



Tengo agradecimientos para muchas más personas y por favor que esto no sirva para crear suspicacias, a ella se lo prometí y suelo cumplir mis promesas, a muchos os lo agradeceré en la Conferencia Inaugural que ya dejo para mañana o igual todo esto que acabo de escribir ya forma parte de la misma.

Conclusión: para el día 26 de Octubre haré lo que me ha dicho una buena amiga: “habla desde el corazón como haces siempre que escribes”