jueves, 1 de diciembre de 2016

SIDA en los colegios




Cuando en los años 80 se empezó a hablar de SIDA, lo veíamos como algo que sucedía a un grupo determinado de personas, en otro continente y había un gran desconocimiento sobre el mismo, era una enfermedad de altísima mortalidad.


Sobre el año 1985, cuando todavía solo sabían y poco del VIH algunos especialistas, se escolarizó en nuestro colegio un chavalillo, creo que de unos 7 años, con bastante deterioro físico, cognitivo no.

En principio y como dictaba la normativa, era confidencial y por supuesto no debíamos saberlo nadie.

Lo supimos algunos profesionales del Centro Educativo y empezó un peregrinar de alguno de nosotros por distintos organismos oficiales, asociaciones, hospitales, porque el desconocimiento produce temor lógico.

Aplicamos las medidas que entonces se sabían y aunque al final se supo el diagnóstico en el colegio, ningún profesional  dejó de abrazarle y darle mucho cariño, además de lo específico sanitario que teníamos que hacer.

Falleció al cabo de pocos meses, aprendimos mucho a todos los niveles y nos sentimos muy satisfechos, porque el niño fue feliz yendo cada día a clase, con sus compañeros y todos los que trabajábamos en aquel momento en el CPEE María Soriano.

En el día Internacional del SIDA, sigamos con las medidas de prevención que se conocen, no se ha erradicado como algunos piensan ya yo fomentemos la prevención del mismo a través de la Educación para la Salud.


Por esto y mucho más: la Enfermería Escolar es una necesidad y una realidad ya en muchos colegios.


martes, 22 de noviembre de 2016

SANIDAD - FICCIÓN



Y le obligaron a parar, un dolor agudo en alguna parte del cuerpo.


El dolor, ya de por sí  incapacitante, a veces cuesta controlarlo y para ello hay que tomar distintos medicamentos, relajantes y calmantes, que bajan la intensidad del mismo y dejan a la persona en un estado semiactivo y semipensante.


Y los que rodean al doliente, todos lo hacen/mos, con afán de asesorar desde el cariño, empiezan a emitir opiniones: “es que tienes mucho encima”, “aprovecha y relájate”, “descansa”, “pero todavía estás así?”….

Y no se puede descansar por el dolor, el ánimo empieza  a fluctuar y entre sueño y sueño, demasiado sueño, se piensa  y ¡qué malo es pensar o tener tiempo de mirarte por dentro!.



Y el espejo,  porque tiene tiempo de mirarse al espejo, refleja una imagen  y  tiene que abrir más los ojos para reconocerse.


Busca esa alegría que cree estar perdiendo, esa razón para continuar y esas ilusiones que se han debilitado con la somnolencia.


Y empieza a ver que la sanidad pública ya no es lo que era (no nos descubre nada nuevo), que pasan los días y ya semanas y los protocolos (¿?) permiten no saber la causa del daño, total está controlado, ya no es alarmante, pues a esperar.

Reflexiona: y si habla con…...igual le adelantan y sale de la incertidumbre y ya le dicen que es esa condensación ósea, probablemente sean  signos de una edad avanzada y demasiados esfuerzos físicos realizados durante una larga vida laboral.


Y como tiene más tiempo para escuchar las noticias, no le gusta nada, pero nada, el mundo, el planeta conocido como Tierra, y hasta piensa que o se para o se baja  (Mafalda, siempre Mafalda). 

Prefiere ver solo ya series de asesinatos sin resolver, cómo descubren al asesino aunque hayan pasado 30 años y qué aparatos tan supermodernos que descubren restos orgánicos de una partícula de los que sea.


Y al final decide, que es una ciudadana más, que no va a recurrir a buscar conocidos sanitarios, que va a sufrir el proceso que padecen muchos otros y con enfermedades incluso más graves, manteniéndose a la expectativa, total nadie es imprescindible en ninguna faceta de la vida y ya le han descontado gran parte del sueldo, gracias a la normativa que se aplica a todos por igual, salvo que hagas la farsa habitual de algunos , porque quién hizo la Ley , dicen que también hizo la trampa.


Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.



sábado, 8 de octubre de 2016

LOS HIJOS





Ver sufrir a un hijo no es fácil, la vida reparte papeletas y nos van tocando, vamos a pensar que aleatoriamente.

Para los padres, que siempre desean la felicidad de sus descendientes y que para ello hacen todo lo que mejor saben, genera una gran tristeza y un amplio abanico de emociones que a veces no pueden ni trasmitir porque se olvidan de ellos y ponen todo su empeño en ayudar, como no puede ser de otra manera, a sus hijos a sobrellevar, canalizar o simplemente estar en las situaciones dolorosas.

Cuando a una mujer joven, como es el caso de mi hija, le ha tocado vivir  desde Marzo del 2014 una serie de hechos encadenados, un deterioro importante en su calidad de vida y salud aún no resueltos y estar a la expectativa desde Abril 2016 de una operación preferente (la séptima), es no para sentir solo que esto es un despropósito, es para estar intensamente enfadados, la paciente primero y los que la queremos también.

Por mi trabajo, aprendí a escuchar a familias que sufren porque sus niños y niñas, algunos desde el nacimiento, les ha tocado padecer distintas patologías y en distintos grados.

Me han enseñado mucho, sobre todo a como luchan por ellos, a ser cada día madres (generalmente hay muchas más) y padres corajes de verdad y cuando siento que ya no puedo más con lo que nos está tocando vivir, lo tengo más fácil, los veo a ellos y no es consuelo de tontos, es aprendizaje en directo y de primera mano, tengo la gran suerte de poder relativizar mejor  el desastre asistencial que está padeciendo mi hija.

Hay momentos muy duros en los que nos derrumbamos  porque la incompetencia administrativa es ya alarmante, las listas de espera  aumentan y aumentan por mucho que las disfracen y detrás hay personas sufriendo, simplemente personas a las que engañan, la semana que viene te opero, perdón muchas urgencias será a la próxima semana y así han pasado varios meses que acaban con la paciencia hasta del “santo Job”.

Sí, somos civilizados de momento, hemos puesto una reclamación y pondremos otra, sabemos que no sirven de nada, de NADA.

Esto no es humanizar la Sanidad, que si se salva es gracias a todos los profesionales sanitarios que están sufriendo recortes, presión asistencial, temporalidad, falta de reconocimiento, desmotivación, depresiones,…

Decía  ayer Carles Francino en la SER, yo lo escuché en la radio cuando volvía de trabajar, que no alcanza a entender como las enfermeras y los maestros no tienen más reconocimiento y reputación y que No se trabaja de enfermera, se es enfermera”. 

Para ser político y gestor ¿qué hay de tener?

Capacitación HUMANA y profesional y no engañar. 

Administrar los recursos públicos priorizando y no robando cifras que marean cuando las lees, que no recuperamos porque no lo devuelven y con sus argucias legales nos hacen pensar que la “justicia es un cachondeo, inmoral y que también solo favorece a los ricos”.

Hija, te decía hace dos días cuando suspendieron tu operación y te enteraste de casualidad, no porque te llamaran, que no te precipitases, que asentaras la noticia y que desde la tranquilidad, muy complicada de tener, valorases lo que tienes que hacer.

No me gusta la agresividad  impetuosa ante una circunstancia adversa, debemos gestionar las emociones, lo que se ha llamado siempre “contención, análisis y ejecución”.

La cosas raras y las personas incompetentes siempre han estado y estarán, nos diferenciamos porque nos ampara la razón y el no rendirnos, ¿a qué sí?




jueves, 6 de octubre de 2016

CURSO DE EXPERTO EN ENFERMERÍA ESCOLAR



ÚLTIMAS PLAZAS

Contactar en amecepresidencia@gmail.com

Hasta el 07/X/2016


 Más información en : www.amece.es 

Cronograma, Módulos y asignaturas: aquí 


IV CONGRESO MADRILEÑO DE ENFERMERÍA ESCOLAR


     
           AFORO COMPLETO


“COMPETENCIAS PROFESIONALES DE LA ENFERMERÍA ESCOLAR”










ORGANIZA: ASOCIACIÓN MADRILEÑA DE ENFERMERÍA EN CENTROS EDUCATIVOS (AMECE)

LUGAR: ILMO. COLEGIO OFICIAL DE ENFERMERÍA DE MADRID (CODEM)


¡Te esperamos!


Más información en: www.amece.es


jueves, 22 de septiembre de 2016

AMECE, INICIO DE CURSO, CAMINANDO, CONTENTAS

Encuentro en la Consejería de Sanidad por la enfermera escolar


El Colegio Oficial de Enfermería de Madrid coordinará junto con las administraciones sanitarias y educativas el marco competencial de la enfermera escolar, donde AMECE tendrá un papel protagonista.


Los presidentes del Colegio Oficial de Enfermería de Madrid y de la Asociación Madrileña de Centros Educativos (AMECE), Jorge Andrada y Natividad López respectivamente; se han reunido esta semana en la Consejería de Sanidad con Julio Zarco, director general de Coordinación de la Atención al Ciudadano y Humanización de la Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid.
La cita, que estuvo marcada por la cordialidad y por un buen clima de colaboración, sirvió para determinar la estrategia a seguir para potenciar la figura de la enfermera escolar. En este sentido, el Colegio Oficial de Enfermería de Madrid coordinará junto con las administraciones sanitarias y educativas el marco competencial de la enfermera escolar, donde AMECE tendrá un papel protagonista.
Por tanto, el próximo paso a dar será la conformación de una nueva mesa de diálogo en torno al propio Colegio en la que estén representadas las Consejerías de Educación y Sanidad junto a AMECE.
En la reunión también se ha acordado el establecimiento de un marco de colaboración y de diálogo permanente con la Consejería de Sanidad que servirá para mejorar la situación de la Enfermería y sus profesionales, y como consecuencia de ello, la sanidad madrileña y los pacientes. 
CURSO DE EXPERTO EN ENFERMERÍA ESCOLAR
AMPLIADO PLAZO PREINSCRIPCIÓN HASTA 30/09/2016



miércoles, 21 de septiembre de 2016

TWITER Y OTRAS REDES SOCIALES



Tengo muchos años cronológicos, paciencia y quién me conoce sabe que no miento y que mi tarjeta de visita es la honestidad y mucho, mucho trabajo en pro de la Enfermería Escolar y NO REMUNERADO.

Hace tiempo que tengo una cuenta de twiter personal, no sabía cómo funcionaba y estoy aprendiendo, una buena persona y compañera de profesión me dio unas nociones por Whasap, no pongo su nombre por protegerla  y más o menos me manejo, pero no a buen nivel todavía, no es un objetivo prioritario ahora mismo.

Ayer, el Colegio de Enfermería de Madrid (CODEM)  twiteó  (no sé si se escribe así):

#Ahora reunión de presidentes de CODEM y @amece_es con Consejería #Sanidad para potenciar papel de enfermera escolar

Yo puse me gusta y al “retuitear” añadí:

Enfermería Escolar avanzando, muy contentas.

Y empecé a recibir ciertos comentarios amparados en el anonimato o igual no sé yo cómo se hace para saber la identidad de los que escriben, que también puede ser y como solo caben unos caracteres en el twiter pues escribo por aquí que es mi blog y puedo poner muchas más palabras, espero que acertadas, porque por mi parte ni quiero, ni tengo tiempo de entrar en polémicas de ningún grupo que no me representa, por lo que pido el mismo respeto que daré.

Esto debe ser fácil, imagino que es como el facebook, si algo o alguien no te interesa pues se borra y no se sigue.

Efectivamente, la Asociación Madrileña de Enfermería Escolar (AMECE) tiene su dirección fiscal en el CODEM, compartimos un despacho con otras muchas asociaciones científicas y no estamos mucho en él, sí vamos al CODEM porque es “nuestra casa” como colegiados que somos todos y programamos actividades formativas cada trimestre y cada dos años el congreso, el próximo en Octubre 16.

Mi perfil es público, no tengo que esconderme como Estafilococa58, ni como presidenta de AMECE (un honor por cierto), duermo muy bien  y espero seguir haciéndolo, es lo que tiene trabajar mucho, con un buen equipo, la Junta Directiva de AMECE y muchos colaboradores, no tengo tiempo y demasiado estoy perdiendo ya en escribir esto.

Por mi parte, en este momento acaba esta trifulquilla en la que queréis buscar argumentos nada positivos y no favorecedores para  unión de los enfermeros y enredarnos a quién no queremos estar en ciertas batallitas y mantenemos desde siempre una independencia demostrable. La historia es eso que debe leerse desde muchos ángulos y opiniones diferentes y cada cual se queda o inventa su propia historia, la de AMECE está escrita y muy bien escrita.

Insisto, punto y final a los poco afortunados Twets que ayer me/nos dedicaron y seguimos avanzando con paso ligero y firme la Enfermería Escolar Madrileña.

AMECE está contenta y sigue trabajando con alegría, con esfuerzo y con tesón, muy recomendable para la salud, estimados compañeros.