lunes, 5 de julio de 2010

Una supervisora especial en un Centro Público de Educación Especial muy singular

Quiero compartir esta entrevista que ha publicado la revista METAS (nº 6 vol. 13) como supervisora de enfermería del CPEE María Soriano y agradecer como no a la Dirección y Redacción de la revista, el cariño con el que la han realizado y el haberme permitido publicarla en este blog. Aquí podéis ver la primera parte, haciendo clic en el enlace podéis descargar la entrevista completa en pdf, también disponible en la página de METAS.



Desde hace ya 25 años Natividad López Langa lleva dirigiendo el departamento de Enfermería de un colegio muy singular, singular por su carácter público y singular por ser reconocido como pionero a nivel internacional por introducir importantes innovaciones en la atención integral de los niños con minusvalías

Especial es, desde luego, desde el momento en el que se entra por la puerta de este centro de educación especial pues se comienza a sentir la profesionalidad, combinado con un gran toque de humanidad, que tienen un pequeño grupo de profesionales conformados por personal enfermero, auxiliares de Enfermería, médicos, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, técnicos especialistas, docentes, trabajadores sociales, educadores, etc., que cuidan en todo momento que la calidad de los niños y adolescentes que sufren cualquier tipo de minusvalías sea la mejor posible.

4 comentarios:

Lu Sesma dijo...

Enhorabuena!
Eres la mejor, pero eso ya lo sabías, ¿no?.
Se necesita mucha capacidad de trabajo, mucha entrega personal y mucho corazón para hacer lo que haces.
TE QUEREMOS.

Muchos besos,

Lucila.

Natividad López Langa dijo...

Gracias LU, yo también os quiero y os agradezco estas palabras y mucho, pero….
Estos días, que tanto se habla del trabajo en equipo, gracias a la selección española de fútbol, os diré que simplemente soy un miembro más de un equipo de profesionales de la Enfermería, a la que toca una parte “difícil” de realizar como es coordinar un montón de cosas, pero que sin el trabajo diario y también arduo de mis compañeras y compañeros, no tendría razón de ser. Todos tenemos “una gran capacidad de trabajo, entrega personal y mucho corazón”. De hecho, desde aquí y aprovechando las vacaciones, que te hacen reposar y ver en la distancia muchos aspectos, agradezco enormemente la fortuna que tengo por trabajar con los compañeros, con TODOS Y TODAS.
Y también, reconozco la suerte que tengo de realizar mi trabajo en un Centro tan Especial y Singular, con unos niños – jóvenes para mí maravillosos, que como ya he dicho muchas veces me han enseñado mucho y me ayudan a ser mejor persona.
Valoro positivamente los 30 años que llevo en dicha Institución, aunque como ya sabéis también los que estáis cercanos a mí y me queréis, estoy cansada y sobre todo por los distintos aspectos laborales y funcionales. Pero mientras no consiga un traslado u otro puesto de trabajo, seguiré intentando ir a “mi cole” con ilusión y hacerlo lo mejor posible.

Besos para todos!

incondicional dijo...

Estoy completamente de acuerdo con Lu pero lo que mas me gusta es la capa de humildad que llevas en tu interior

Anónimo dijo...

Pues a mi me parece que el cole sin ti está muy ,muy triste (este curso lo he vivido) y que sólo quiero trabajar contigo.Eres única y una profesional estupenda.( No te digo quien soy...que te lo crees)....